domingo, 20 de marzo de 2011

El Campello con niños: Nuestra visita a Villa Marco

Ayer fuimos a la visita guiada de Villa Marco. Habíamos mandado un mail a la oficina de turismo de El Campello para informar de que íbamos a ir, aunque si no lo tienes previsto y te presentas en la puerta no suele haber problema, a no ser que sea un día de mucha afluencia de gente donde hayan hecho varios turnos.

A las 10:00h estábamos todos los asistentes a las puertas de la finca. Eramos un grupo bastante heterogéneo con gente mayor y también parejas jóvenes con niños pequeños (como nosotros, jejeje). 

Es un sitio en el que no hay ningún peligro para los peques ya que la zona de los jardines es muy amplia y vallada, así que no pueden escaparse. Mi pequeñaja lo pasó bomba jugando con la gravilla del jardín mientras la guía nos explicaba.

La casa señorial con parte de sus hermosos jardines es lo único que queda de una gran finca agrícola del siglo XIX dedicada cultivo de la uva y a la elaboración de vino.


La casa no es visitable, desgraciadamente, ya que está está pendiente de restauración. El proyecto está dirigido a crear un museo sobre la finca y la zona y también una exposición permanente sobre la elaboración del vino que se hacía en esta zona. Un vino que hoy día se ha reproducido, gracias al estudio de la madre encontrada en unas barricas de la época (los posos que quedan en el fondo) y que se puede comprar en el pueblo. Cosa de la que no tenía ni idea, por cierto.

"La noche" de Vicente Banyuls


A la entrada de la casa está la escultura "La noche". No está situada allí por casualidad, sino que es una escultura de influencia griega destinada a proteger la finca, dotarla de prosperidad y alejarla de las malas energías y los malos espíritus. La escultura es de Vicente Banyuls, autor de la otra obra que hay en la finca titulada "La Marsellesa".

"La Marsellesa" de Vicente Banyuls


Después dimos un paseo por la finca donde hay más de 50 especies vegetales. Se va a hacer un jardín botánico donde tener todas las especies catalogadas y con sus cartelitos para que podamos identificarlas.



Hay una zona de recreo con árboles centenarios, bancos, fuentes, esculturas y adornos en piedra. Otra zona, en la parte posterior de la casa nos muestra donde estaba la huerta para consumo propio de las cocinas de la finca cerca del pozo (Villa Marco posee un acuífero subterráneo natural cuya agua hoy en día es demasiado salobre pero que en la época servía para el consumo de la casa y el riego de la finca). Hay un bosque de pinos mediterraneos de los que no quedan muchos ejemplares ya que estaban muy débiles y que la climatología ha derribado. Y también hay una pequeña zona, no original de la finca, dedicada a las plantas autóctonas de la zona con ejemplares de tomillo, romero, lavanda, esparto, etc.



Una cosa que me llamó mucho la atención es que la finca tenía una zona de recreo de la que se conserva la bolera, una pista de cemento con la endidura a ambos lados donde cae la bola si se desvía de su recorrido. Nuca hubiera imaginado, si no me lo cuentan, que eso era para jugar a los bolos. (Lo siento, pero no tengo fotos de esto. Prometo hacerlas en la próxima visita). En esta misma zona había otro edificio para el ocio que era de madera y cristal por lo que no ha llegado a nuestros días y suponen que habían canchas de tenis.



Existe un bonito invernadero de hierro y cristal, pendiente de restaurar perteneciente a la misma época. También tiene una capilla propia, donde se dice que estuvo la Santa Faz oculta durante un tiempo antes de llevarla a Alicante para protegerla de las quemas de iglesias en la guerra.

Y... ¿a qué no sabéis que más tiene?
¡ UN FANTASMA !

Parece ser que es el fantasma de la hija del Cónsul Argentino Eduardo Lorenzo Barrera. Vivió en la casa y murió joven en ella a causa del Tifus en la época en la que se destinó a ser consulado. Dicen que regresa a la casa para rememorar los buenos momentos vividos allí.



Lo único que hemos echado de menos en la visita a sido tener un ratito más para pasear por la zona después de la visita guiada para poder explayarnos y hacer algunas fotos más de los preciosos rincones de Villa Marco.


Otra curiosidad: La finca se ha utilizado para rodajes de televisión y cinematográficos. Aquí se han rodado escenas de la serie La Alquería blanca donde la casa es el hospital. Sara Montiel rodó aquí escenas de su película "Noches de Casablanca". Y también estan rodadas escenas de la primera versión española de Drácula.  

Tenemos más información en la web de Alicante Vivo y del ayuntamiento de Campello

2 comentarios:

  1. Que sitio mas bonito!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te guste, gemma. La verdad es que los jardines son preciosos. En su época tuvo que ser una finca impresionante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que opináis. Así que... no te cortes y déjame tu comentario. :)