domingo, 23 de octubre de 2011

Nuévalos con niños: El Monasterio de Piedra, un maravilloso vergel oculto

Monasterio de Piedra

Cuando pensamos en darle alguna sorpresa a nuestros peques hay que reconocer que a los papas y a las mamás, a veces, se nos va un poquito la cabeza. Nuestro campeón tenía la fiebre Gormiti, así que cuando papá se enteró que en Zaragoza iban a hacer un espectáculo Gormiti no se lo pensó. ¡¡¡Había que llevarle a verlo!!!


Pero claro, ir a Zaragoza y volver para un día saliendo desde Alicante era un poquitín pesado. Así que teníamos la excusa perfecta para una escapada en familia. Cómo ya habíamos estado en Zaragoza (ya sé, ya sé que aun no os lo he contado…) buscamos otra alternativa que nos gustara. La opción elegida fue el Monasterio de Piedra.


El monasterio de piedra es un complejo que abarca un parque natural y un antiguo monasterio cisterciense ahora convertido en hotel. Está situado cerca de Nuévalos, a una hora y media de Zaragoza.

Monasterio de Piedra 
Según su propia web:
“El Parque Natural del Monasterio de Piedra nos ofrece una de las experiencias más gratificantes que se pueden encontrar en el mundo, en un recorrido de dos horas y media por un vergel insólito en torno al agua y su movimiento en cascadas y grutas.
El Parque acoge densos bosques de ribera, en uno de los ecosistemas de mayor riqueza biológica, donde se encuentran muchas especies de animales y plantas en un espacio relativamente reducido y gran variedad de árboles gigantescos.”

Monasterio de Piedra

Salimos muy temprano para poder visitar el Monasterio de Piedra ese mismo día. Llegamos a nuestro destino sobre el medio día. A pesar de que en la web dice que el recorrido es de dos horas y media, yendo con los peques puedes pasar más de cuatro horas dentro del parque tranquilamente.

El Monasterio de Piedra

Unas consideraciones muy a tener en cuenta:
  • Imprescindible entrar sin carrito de niños. Sobretodo si no queréis perderos nada. Hay una amplia zona donde un carro o una silla de ruedas puede circular perfectamente, pero recordad que se trata de una zona en la que el agua ha excavado grutas, ha creado altas cascadas, etc… Para acceder a todos estos interesantes y hermosos sitios hay que hacerlo a través de numerosísimas escaleras. Muchas de ellas son muy estrechas, por dentro de la montaña y excavadas directamente en la roca. Así que es imprescindible un portabebés si queréis compartir la experiencia con vuestr@ peque. De hecho vimos a un chico ir cargando con el carrito plegado por todos lados. En nuestro caso fue papá el que cargo con la chiquitina durante las cuatro o cinco horas que estuvimos paseando por allí. 
Monasterio de Piedra

  • Si sales no puedes volver a entrar. Aquí no te ponen cuño ni nada parecido. Así que programadlo de forma que no sea imprescindible salir. Nosotros, cómo habíamos llegado cerca de la hora de comer, decidimos pedir algo en uno de los bares que hay en el exterior del recinto. Adelantamos un poco la comida de forma que, una vez dentro, si nos entraba el gusanillo, con unas galletitas, un zumo o algo así tendríamos bastante.

Monasterio de Piedra


  • No puedes entrar comida. Pero tampoco te revisan las mochilas de forma exhaustiva. Cómo os he dicho nosotros llevábamos agua y algún tentempié. Que con los peques ya se sabe. Pero sí vimos gente comiéndose los bocatas dentro del parque.


Monasterio de Piedra

  • Es una zona muy húmeda. El hecho de que esté todo lleno de agua supone que habrá zonas en las que el suelo estará bastante húmedo y algo resbaladizo. Si además la visita la hacéis en otoño o invierno, seguramente hará bastante frío. A mi me preocupa mucho que se me hielen los pies, porque entonces ya no me quito el frío de ninguna manera y por tanto no disfruto del paseo. Cómo era 30 de octubre, y el día estaba gris, al llegar al parking nos colocamos todos botas de preesquí o de agua con dos pares de calcetines, más que nada porque son calentitas e impermeables.

Monasterio de Piedra

Visitamos primero la zona del parque y cuando salimos hicimos la visita guiada por el monasterio. En la taquilla te facilitan un plano con la ruta recomendada del parque para que no te pierdas nada. Las entradas cuestan 13,50€ por persona y 10€ para los niños de 4 a 12 años. En la entrada te incluyen la visita al parque, la exhibición de aves rapaces y la visita guiada al monasterio.

Monasterio de Piedra

A nosotros nos encantó la visita. Es uno de los sitios más bonitos en los que hemos estado. Los peques tienen grandes zonas por las que corretear y jugar. El único peligro en las amplias zonas llanas es que se metan en algún arrollo o charquito. Incluso hay alguna zona con columpios, aseos y chiringuito. Estaba cerrado, pero supongo que en temporada alta se abrirá.

Lo que sí hay que vigilar es que no se acerquen mucho a los lagos o a la zona amplia del río sin darnos la mano. No sea que tengamos que tirarnos de cabeza al agua a por ellos en caso de que resbalen. Aunque la mayoría de estas zona tienen sus muros y vallas.

Monasterio de Piedra

La exhibición de aves rapaces está bien. Casi no llegamos, ya que si no lo tienes en cuenta puedes encontrarte en la otra punta del parque a la hora de que la hagan. Solamente hacen 3 exhibiciones al día. Lo mejor de la exhibición, que hacen que alguna de las aves se pose sobre algún espectador.

Monasterio de Piedra

Cuando ya habíamos recorrido todos y cada uno de los hermosos rincones del parque, sus hermosos lagos, cascadas y grutas, nos dirigimos al monasterio donde nos guiaron en una visita por algunas de las antiguas dependencias.

Al terminar volvimos a subir a la furgoneta y pusimos rumbo a Calatayud donde pasaríamos la noche. Nos lo habíamos pasado genial pero nuestros cuerpos nos pedían ya sentarnos un ratito a descansar. Al día siguiente nos esperaban otras visitas interesantes.

Web: Monasterio de Piedra
Más fotos nuestras: aquí
Localización:


Ahora os toca a vosotros contarme cosas... ¿Os ha gustado el post? ¿Qué os ha parecido El Monasterio de Piedra? ¿Habéis estado allí? Ya sabéis que podéis dejarme un comentario contándome lo que queráis. 

¡Hasta el próximo post! :)

Si no quieres perderte nada puedes suscribirte a mi boletín semanal. Cada sábado recibirás en tu mail "Las aventuras de con los niños en la mochila". Tan solo tienes que hacer clic en el enlace de abajo.





11 comentarios:

  1. es una preciosidad.. yo fui de pequeña.. otro sitio que apuntaré en mi libreta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me encantó conocerlo y Marco se lo pasó como un enano. No paró de correr, saltar, hacer fotos... Iba guiándonos con su plano. Jejeje.

      Eliminar
  2. Nosotros no lo conocemos pero me lo voy anotar

    ResponderEliminar
  3. Nosotros no lo conocemos pero me lo voy anotar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un sitio super chulo para llevar a los peques. Seguro que os gustaría. :)

      Eliminar
  4. Ricardo Marcos11/5/12 12:07

    Juer q bonito!!! A mi me encanta todo lo q tenga q ver con el agua por lo q lo tendremos en cuenta!1
    Muchas gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es realmente precioso. Un lugar que merece la pena conocer.

      Un abrazo. :)

      Eliminar
  5. Si es que Aragón tiene muchas cosas por descubrir! Si os apetece otra escapadita por tierras aragonesas acercaros por el Pirineo. Los niños disfrutarán de lo lindo en La Borda de Pastores acercándose al mundo ovino y a su cultura. Estarán con el pastor, su perro y el rebaño en contacto con el medio natural. Un saludo
    www.labordadepastores.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la recomendación Laura. Tomo nota. ;)
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Un lugar precioso. No conozco Aragón y desde Galicia me está un poco lejos, pero un día he de ir a visitarlo y llevaré como guía tu entrada. A mí me encanta la naturaleza pero han tenido que pasar diez años para saberlo (son los años que llevo viviendo en Galicia desde la Barcelona urbana más central).
    Un abrazo María José.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Me alegra muchísimo saber que te gusta el post. A veces cuando vivimos en ciudad nos pasa eso, tenemos que salir a la naturaleza para darnos cuenta de que en realidad nos encanta.

      Un besote!!! :)

      Eliminar

Me encanta saber lo que opináis. Así que... no te cortes y déjame tu comentario. :)