miércoles, 4 de abril de 2012

Cuenca

Las Casas Colgadas
Hace unas semanitas, concretamente el viernes 16 de marzo allá sobre las seis y media de la tarde, cuando estábamos toda la familia en el coche hablando de ir a mirar unas cositas al decathlon y luego llevar a los nenes al Mc. Donalds a merendar, de repente mi marido me dijo:
- ¿Y si nos vamos a Cuenca?

Nuestra amiga N. se marchaba con su familia a pasar el puente de San José en la localidad manchega. Así que después de quedarme ojiplática por la propuesta, algunos peros por mi parte, llamadas telefónicas y argumentos varios decidimos que sí, que nos acoplábamos. Nos íbamos de finde con nuestros amigos. 

La verdad es que me apetecía muchísimo y sabía que lo pasaríamos genial pero con estas escapadas sorpresa siempre me agobio un poco por todo lo que hay que preparar, las reservas, etc. Total, que llevamos a los niños a merendar rapidito, rapidito (que lo prometido es deuda...) y corriendo para casa a organizarlo todo un poquito.



Lo primero era encontrar un alojamiento, algo que nos costó bastante. No se que ocurrió, pero al parecer todo el mundo había tenido la misma idea y nos resultó imposible encontrar un lugar donde dormir el sábado en todo Cuenca. Reservamos una habitación en el mismo hotel que nuestros amigos, en el hotel Cueva del Fraile, pero para el domingo, el sábado era imposible. Al final, cuando yo estaba al borde del ataque porque ya me veía durmiendo con los niños en el coche, encontramos un apartamento en el alojamiento rural La Torre, en Mariana, a unos 12 km. de Cuenca. Entonces respiré.

El convento de San Pablo visto desde el casco histórico de Cuenca.

A mi me pone muy nerviosa salir de improviso cuando no se dónde vamos a dormir. Me ocurre desde que tengo a los peques. Es lo único que me altera a la hora de salir de vacaciones. Una vez que tengo controlado donde nos hospedaremos ya sé que todo irá sobre ruedas. Y que conste que no es porque necesite un gran hotel. A mi realmente me da lo mismo un hotel, una casa rural, un camping... la cuestión es saber que tengo controlado un lugar donde descansar. Manías mías y de mi gen de mare patiora.

Así que una vez que tuvimos los alojamientos preparé las maletas y nos acostamos dispuestos a realizar esta escapada. Bueno, al papi lo acosté antes porque él es quien conduce. así que lo mandé bien pronto a la cama para que estuviera descansado. Habíamos quedado sobre las seis y media de la mañana.



Ya os he contado otras veces que nos encanta salir de madrugada porque así los peques van durmiendo gran parte del viaje y se les hace menos pesado todo. Sobre las siete de la mañana estábamos todos ya en ruta. El trayecto fue bastante cómodo ya que la mayor parte es autovía y Carla estuvo durmiendo todo el tiempo. Se despertó cuando paramos en un área de servicio ya a tan solo una hora y algo de Cuenca.

Fuimos directamente al hotel de ellos para que se registraran y dejar todas las maletas. Nosotros quedamos con el dueño del apartamento en que llegaríamos allí sobre las ocho de la tarde para recoger la llave. De este modo podíamos aprovechar el día para ver cosas sin prisa.

Paseo del Huécar con los árboles en flor.

Sobre la una del medio día estábamos aparcando los coches en Cuenca. Decidimos que mejor comíamos ya, de modo que tuviéramos toda la tarde para conocer la zona turística de Cuenca. Entramos en el Mesón Darling, ya que habíamos leído algunas buenas criticas sobre su calidad y el precio. Viendo la carta pensamos que sería interesante probar los platos típicos y pedimos, entre otras cosas, ajoarriero, morteruelo, gazpacho de pastor y zarajos. A mi lo que más me gustó fue el ajoarriero y lo que menos los zarajos, que son tripas de cordero fritas. Yo es que no soy muy amante de la casquería, pero hay que probarlo todo. Para que no me lo cuenten...

Cerro del Sagrado Corazón

Cuando terminamos comenzamos nuestro recorrido por las calles de Cuenca. Fuimos caminando junto al río Huécar hacia el puente de San Pablo y las famosas Casas Colgadas. De camino nos encontramos un kiosco de la oficina de turismo donde nos dieron unos planos de la ciudad (ya sabéis que a Marco le encantan) y nos indicaron por dónde teníamos que ir para visitar el nacimiento del río Cuervo y la Ciudad Encantada. Teníamos pensado ir al día siguiente.

Paseo del Huécar


Subimos hacia el Convento de San Pablo, el actual Parador Nacional de Turismo de Cuenca, dónde comienza uno de los extremos del puente de San Pablo y desde el cual hay unas perfectas vistas de las Casas Colgadas.

Convento de San Pablo

"Convento de San Pablo: Impresionante edificio, levantado a partir de 1523, para convento de dominicos, aprovechando la estructura rocosa de la hoz. La iglesia, magnífica, es de estilo gótico decadente y la portada de transición del barroco al rococó. El complejo conventual, muy deteriorado con el paso de los años, es de una gran diversidad, destancando el claustro y un par de hermosas salas. El edificio ha sido restaurado para Parador Nacional de Turismo. (Vía: http://turismo.cuenca.es)"

El puente de San Pablo

"Puente de San Pablo: Edificado en piedra a mediados del siglo XVI, estaba formado por cinco arcos apoyados en pilares muy toscos, en forma de torres, de las que aún quedan en pie algunos restos. Desde el XVIII fue sufriendo un proceso de ruina que concluyó con su derribo total a finales del XIX. En 1902 se levantó la actual pasarela, el más significativo ejemplo existente en Cuenca de la arquitectura del hierro propia de la época. Tiene una altura aproximadamente de 60 metros. (Vía: http://turismo.cuenca.es)"

Las Casas Colgadas

"Casas Colgadas: Toda la fachada de la hoz del Huécar tuvo casas colgadas., pero hoy sólo se conservan estas tres, muy restauradas a comienzos de este siglo. Son edificios de origen gótico popular: se conservan algunos elementos originales en la parte que sirve de Museo. (Vía: http://turismo.cuenca.es)" 

Cruzamos por el altísimo puente y nos hicimos unas cuantas fotos. Ascendimos hacia las Casas Colgadas y entramos en la zona del casco antiguo de Cuenca. Paseando por sus estrechas callejuelas nos fuimos acercando hasta la Plaza de la Catedral. No entramos dentro, solo la vimos desde la plaza. Tiene una fachada enoooorme. Se puede visitar y dentro alberga parte del Tesoro Catedralicio. La entrada cuesta unos 3€.

La catedral

"La Catedral: El más notable monumento conquense se empezó a construir a finales del siglo XII, pero su núcleo fundamental tomó forma en el XIII; en el XIV se levantaron las naves que van desde el crucero hasta la fachada; la girola se transformó en el XVI para adaptar su estructura original a las nuevas concepciones estéticas. De esta época fue también su primera fachada, sustituída en el siglo XVIII por otra que fue preciso derruir a comienzos del XX.  Durante los últimos lustros se vienen realizando periódicas obras que, en definitiva, tienen el aspecto inconcluso que ofrecen en la actualidad. (Vía: http://turismo.cuenca.es)"


Seguimos ascendiendo por las calles, que son empinaditas, hacia el castillo. La chica de la oficina de turismo nos había dicho que desde lo alto de las pocas ruinas que quedan del castillo hay una de las mejores vistas de Cuenca. Esa es la parte más estrecha de la ciudad y pueden verse al mismo tiempo las dos Hoces, la del río Huécar y la del río Júcar. Así que poco a poco nos fuimos acercando al castillo. Durante el paseo íbamos viendo las casas antiguas, las vistas de las Hoces, de Cuenca y de las montañas, las distintas iglesias y monasterios...

La Hoz del Huécar con el puente y el convento de San Pablo.

Del castillo tan solo queda los restos de un trozo de la muralla y la puerta de entrada. Subimos a lo alto de esa muralla, agarrando muy bien a los peques, y pudimos ver las hermosas vistas de las que nos habían hablado.

Cuenca, con su casco histórico, vista desde el Castillo. 

"El Castillo: Practicamente nada queda de la antigua muralla árabe y poco de lo que fue inexpuganble fortaleza cristiana, cuya última edificación corresponde a la época de Felipe II. Se conservan algunos fragmentos de la muralla, dos cubos magníficos y el bello arco de la puerta de entrada, el arco de Bezudo. (Vía: http://turismo.cuenca.es)"
Por cierto, desde allí, si os fijáis bien en los cerros que flanquean la Hoz del Júcar podréis encontrar que unos enormes ojos os vigilan desde la montaña.

Esos ojos...

Emprendimos el descenso hacia el coche paseando por otras calles. De este modo pudimos ver otras cosas, cómo un curioso Cristo Crucificado realizado en metal que estaba colgado en la fachada de una casa. 



Una vez llegamos cerca de la Diputación, dónde habíamos aparcado, decidimos tomarnos un cafelito en una de las terrazas de la zona. Allí charlamos, nos reímos y planificamos lo que haríamos al día siguiente mientras papi se fue al supermercado a comprar algo para cenar. El apartamento donde nos alojaríamos tenía cocina y no sabíamos si habría algún restaurante así que más vale prevenir que curar. Y menos mal porque al final llegamos a Mariana de noche y no vimos ningún bar ni ningún restaurante.

El apartamento estaba bastante bien, lo malo que no tienen ascensor y había que subir dos plantas por las escaleras. Había salón, cocina, baño y dos dormitorios. Algo caro para mi gusto con relación a otros sitios en los que hemos estado. Subí únicamente lo necesario ya que tan solo nos quedábamos una noche. Cenita, ducha, revisión de fotos (no lo puedo evitar) y a dormir que al día siguiente nos esperaba otra fantástica jornada con nuestros amigos. 

Si queréis ver más fotos, os las he dejado aquí.

15 comentarios:

  1. Anónimo4/4/12 20:26

    Me ha gustado mucho!!!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu comentario. Me alegro sinceramente de que te haya gustado.

      Un abrazo. :)

      Eliminar
  2. Vamos a ver querida, mira tu entrada de Cuenca es de MATRÍCULA DE HONOR, preciosas, divinas las fotos eh! Decirte que mis padres son de un pueblo de Cuenca y año tras año hemos subido a la ciudad y para mí tiene mágia, no sé si es que aún tiene esencia de ciudad-pueblo pequeño y que realmente es bella, yo la considero así.

    Otra pregunta y es curiosidad, como insertas en las fotos "con los niños en la mochila" es que esta muy bien pensado, así si te cogen fotos pues siempre quedan marcadas para siempre como que son tuyas. Utilizas el paint, insertar texto?

    Bueno feliz Semana Santa y que preciosidad de entrada en serio. Besos.Amelia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu comentario Amelia. Y viniendo de alguien que conoce tan bien la ciudad es todo un lujo. A mi me ha gustado mucho esta escapada. Aún tengo que hablaros del nacimiento del río Cuervo, de la Ciudad Encantada, del ventano del diablo... Pero me falta tiempo para todo. Jejeje

      Yo las fotos las abro en el Photoshop y les inserto el texto, una a una. Simplemente uso ese porque me gusta más trabajar con el. Pero con paint se puede hacer de la misma forma, dándole a insertar texto, como tu bien dices, y ajustándolo para que quede como a ti te guste.

      Un abrazo y muchísimas gracias de nuevo por tus palabras. :)

      Eliminar
  3. Que preciosidad, siempre me ha gustado cuenca.. he ido amenudo (cuándo voy por Guadalajara), me pasa como a tí.. eso de ir a la aventura no me disgusta... siempre y cuándo controle la situación... y lo de saber dónde vas a dormir es super importante..

    ya tengo intriga por saber que vas a hacer esta semana santa..

    besitos wapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas grgacias Maria Eugenia. La verdad es que en mis años mozos he llegado a dormir en cualquie parte, no me importa. Y supongo que si fuera sola con mi pareja no miraría tanto. Pero yendo con los peques... Con decirte que aun no he ido de camping con ellos porque viendo como es Carla cualquier noche me abre la cremallera de la tienda y se va sola de parranda... :)

      La verdad es que esta Semana Santa la tengo llenita de actividades, pero cerca de casa. De viaje no vamos a salir, que para eso ya hemos pasado un buen finde en Cuenca.

      Por el momento hemos ido a las visitas teatralizadas de Villa Marco, hemos hecho la ruta del castillo de Cocentaina, hoy nos vamos de senderismo por Les Puntes de Gosàlvez y mañana a Terra Mitica.

      Así que aburrirme... va a ser que no. :)

      Un abrazo. :)

      Eliminar
  4. Nosotros estuvimos en Cuenca hará ya unos 9 años, ya ha llovido jajaja!... y nos encantó.

    Visitamos todo lo que has contado en tu entrada y lo que mas yuyu me dio fue el puente de San Pablo que hija parece que se va a descolgar ainssssss y la ventana del diablo que vaya alturaaaaaaaa y pero el paisaje precioso!! ( un dia de estos tengo que buscar fotitos de los ultimos años de vacaciones que ya hace mucho de estos y colgarlas en el blog, ya te avisaré, entre ellas estas de Cuenca) la ciudad encantada nos fascino y lo pasamos genial!! y el nacimiento del rio Cuervo una preciosidad.

    Gracias por compartirlo guapisima me encantan vuestros viajes, ojala tuvieramos dinerito para poder hacer todas estas cositas pero hija la cosa no ta pa tirar cohetes jiji!

    Bsitos y feliz finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, me alegro mucho de que esta entrada te haya traído tan buenos recuerdos. La verdad es que es un lugar precioso.

      Es cierto que ahora la cosa no anda muy bien y la economía no da para mucho, pero ya vendrán tiempos mejores. Verás como sí. Y mientras llegan... pues a disfrutar de nuestro entorno que es precioso y gratis. Hay lugares maravillosos para conocer.

      Ayer estuvimos haciendo una ruta con los nenes en Cocentaina. La ruta iba desde el merendero de la ermita de San Cristobal (que está superchulo con sus baños, mesitas, fuentes, barbacoas y columpios) hasta el Castillo. Ya te enseñaré las fotos.

      Un abrazo. :)

      Eliminar
    2. Pues si es que con un sueldo solo en casa y tanto gasto pocos viajes se pueden hacer... pero bueno y claro vayas donde vayas hay que tirar de coche y eso conlleva su gasoil...

      Espero esas fotitos!

      Bsitos

      Eliminar
    3. Muchos besos para ti también Gema. :)

      Eliminar
  5. Querida María José:

    Ambas tenemos dos niños que se llevan el mismo intervalo de edad, aunque creo que los tuyos son un año mayores que los míos y la diferencia es que la mía mayor es niña y es el niño el peque de la casa ;) Me ha gustado mucho tu artículo de Cuenca y la verdad que tenemos pendiente el ir, así que a ver si en algún momento nos animamos :) Nosotros el puente de San José estuvimos en Las Fallas de Valencia, te dejo el enlace del post que he escrito sobre ello por si le quieres echar un vistazo ;) http://www.nosinmishijos.com/2012/04/como-se-viven-unas-fiestas-como-las.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Martina. Me alegro mucho que te haya gustado el post y de que me hayas dejado tu comentario. La verdad es que Cuenca y sus alrededores son muy bonitos. Lo pasamos muy bien.

      Me voy corriendo a leer tu post de las vacaciones en las fallas. ;)

      Un abrazo. :)

      Eliminar
  6. Gracias por compartir la experiencia, voy a hacer esta ruta esta Semana Santa y necesitaba opinión.

    http://www.llegarasmejor.com/la-ruta-colgada/

    ¿Me recomendáis algo más?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura. Muchas gracias por pasarte por aquí y dejarme tu comentario.

      Acabo de ver la ruta que vas a hacer y me parece muy interesante. Si vas a hacer la ruta tal cual está en la web no tendrás mucho más tiempo para ver cosas pero te digo un par.
      En Valencia, si vas con peques, no te pierdas el parque Gulliver. Está muy cerca de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (se puede ir andando a través del parque del río) de forma que no pierdes tiempo y lo pasarán en grande jugando con el gigante. ( http://www.fotosok.com/valencia/fotos_gullivervalencia.htm )

      En Cuenca si os da tiempo a subir al castillo... Las vistas son preciosas. Y en cuanto a la Ciudad Encantada, si vas con niños pequeños intenta no llevar carro. Hay zonas con escaleras y muy estrechas donde es complicado circular con él.( http://www.conlosninosenlamochila.com/2012/06/la-ciudad-encantada-cuenca.html )

      Un saludo. :)

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que opináis. Así que... no te cortes y déjame tu comentario. :)