miércoles, 18 de julio de 2012

Visita al galeón Santísima Trinidad en Alicante

El Santísima Trinidad
El Santísima Trinidad es una replica de un galeón español de 1769 que lleva fondeado mucho tiempo en el puerto de Alicante. Se trata del barco que contó con un mayor número de cañones de su época, llegó a tener 140 entre todas sus cubiertas. Podéis leer algo de su historia en su página web: eltrinidad.es

Como os he dicho llevábamos mucho tiempo viendo el barco en el puerto y siempre nos ha llamado la atención. El pasado verano se realizaban espectáculos de piratas en el de la mano de Terra Mítica pero no llegamos a ir a verlo.

Hace una semana estuvimos en Alicante con motivo de la feria del libro y nos acercamos al barco. En la entrada había una carta de precios (la verdad es que ya sabía que era restaurante y pub) y nos informamos. Puedes entrar a verlo por tu cuenta pagando 5€, lo que incluye una consumición o reservar una mesa para comer o cenar y pasearte de paso por el barco. Solo trabajan sobre reservas aunque con llamar la misma mañana, a partir de las 11:00h, es suficiente antelación. En su página web también dan opción a realizar las visitas de forma guiada por 7€ con consumición aunque creo que solo pagan los adultos.



En la cubierta superior está el restaurante. ¿Veis las mesas y la barra?

El barco posee dos salas museolizadas. El resto abarca el restaurante de invierno (ahora en verano las comidas y las consumiciones se realizan todas en la cubierta superior), sala de fiestas y/o pub y los servicios. Hay que tener en cuenta que a las distintas cubiertas se accede por escaleras así que es mejor dejar el carro abajo si no es imprescindible. Nosotros lo dejamos en la entrada donde siempre hay una persona controlando. Cuando llegamos había otro carrito plegado allí.

No pude captar el barco entero con mi móvil. Es muuuuy grande.

Mis amigas N y S, los peques y yo decidimos bajar a Alicante con el tranvía. Fuimos tranquilamente sentadas y fresquitas sin problemas de aparcamiento y cómo el TRAM para justamente cerca del puerto... Como llegamos con tiempo nos dimos primero un paseito por la Explanada y dejamos jugar un poco a los peques en los columpios.

El Castillo de Santa Barbara visto desde el puente.

Llegamos de nuevo al puerto sobre las 14:10 más o menos así que decidimos comer primero y pasear tranquilamente por el barco con el estómago lleno. Además Carla no paraba de decirnos: - "Tengo mucho hambreeee". Aunque no pudimos resistirnos a echar un vistacito rápido mientras subíamos a la cubierta.

Lo que más le gusta a Marco son los cañones.

La zona de restauración está montada con mesas y sillas típicas de terrazas. Hay varias sombrillas grandes para proporcionar sombra ya que en caso contrario el calor sería insufrible. Yo habría cambiado esas sombrillas de playa propagandísticas por algún tipo de lona que diera más sombra y que ademas concordara más con el tema del barco y las mesas y sillas también pero...


Aunque ví un camarero con pantalón pirata negro y blusón blanco más parecido a los de las películas de época he de deciros que los camareros no van caracterizados. Yo no caí en el momento pero comentando la visita con mi cuñada me lo preguntó y la verdad es que habría sido un punto.

El restaurante no es barato pero tiene los precios típicos de muchísimos otros restaurantes de la zona en cuanto a la comida al menos.  Así que para ser un emplazamiento distinto nos parecía que no era excesivo. Por ejemplo: Ensalada Cesar por 10€, Surtido de Ibéricos por 12€, Arroz a banda por 14€, Entrecot con guarnición por 19€... Los arroces se preparan para un mínimo de dos personas como es habitual pero con una paella para dos salen tres platos grandes (de hecho la camarera nos lo dijo cuando lo pedimos). Los platos no son escasos.

Este es el salón - Pub.

En lo que encarecen la comida es con las bebidas y con el pan. Te cobran 1€ por cada ración de pan que pidas y la ración es un montadito pequeño por persona. Como nosotros éramos cinco pues 5€ de pan. Eso sí te preguntan si quieres pan y te dicen que cuesta 1€. Aunque he de reconocer que en principio pensé que sería 1€ por la bandeja, hasta que dijo -"Entonces cinco de pan."

En cuanto a las bebidas os diré que no tienen agua grande. Son botellas pequeñas, de medio litro creo recordar y con el calor que hace ahora... Te cobran 2€ por cada agua y 3,5€ por una caña o un tercio son alcohol. Así que imagino que un refresco costará por el estilo. De cafés y postres no os cuento porque no tomamos. Después del arroz estaba llenísima. 

Las vistas desde la balconada también son muy chulas.

Mientras esperábamos que nos trajeran las bebidas Marco se fue a ver los cañones y a hacer fotos con S. A los cinco minutos Carla que es muy celosa hizo levantarse a N. para ir también con S. Y es que mi hija cuando están ellas no quiere saber nada de su madre. :)

La comida estaba muy buena, al menos eso nos pareció a todos (a mi hijo Marco le encantó el arroz. Nos lo repitió unas cuantas veces. ) Así que mereció la pena la visita y el gasto. Se estaba muy a gustito viendo el mar con la brisita que corría. Las vistas desde el barco son chulísimas pero mientras estás comiendo no se ve mucho. Tened en cuenta que el restaurante está en la parte central de la cubierta y que estamos sentados.

El edifico Carbonell, la Explanada, el Castillo, el puerto...

Cuando terminamos de comer comenzamos nuestro recorrido por el barco. Carla se lo perdió todo porque estaba echa polvo y se quedó dormida sobre mi amiga N. La pobre N. cargó con ella por todo barco. Muchas gracias N.

Subimos al puente desde donde las vistas del puerto deportivo, de la Explanada, del edificio Carbonell y del Castillo de Santa Barbara son espectaculares. Tras deleitarnos con estas vistas, con los cañones que hicieron las delicias de Marco y con los altos mástiles que me impresionaron bajamos a la cubierta central.


En esta cubierta está la sala donde se habilita el pub durante el invierno. Esta sala tiene un par de barras, zona de baile y mesitas bajas con pufs, sillones y algún pequeño sofá donde tumbamos a Carla para que N. pudiera disfrutar también de la visita, hacer fotos y descansar los brazos y la espalda. Que la peque es peque pero al final pesa. ;) Este salón tiene un balcón muy chulo desde el que hicimos algunas fotos. En esta planta hay baños y otra sala más pequeña con una barra cuadrada central y un par de mesas y decoración más de la época.

El salón - restaurante para el invierno

Bajamos a la primera cubierta y pusimos a Carleta en el carro. A la pobre siempre le pasa igual, se duerme en los momentos más divertidos. En esta planta también hay baños y está el restaurante de invierno. El salón del restaurante tiene un montón de ventanales en los que nos hicimos divertidas fotos. Justo en frente hay una sala tipo museo con mobiliario y útiles de la época. Unas sillas muy señoriales presidían la estancia, parecían tronos. Hay una maqueta del autentico Santísima Trinidad. En realidad el galeón no es fiel al barco auténtico al estar sus cubiertas habilitadas para el ocio.

Marco contando los cañones que tenía el galeón

Lo pasamos muy bien entre charlas y risas. Marco disfrutó como un enano y Carla nos amenizó la comida diciéndonos que era el capitán mientras ponía sus pequeñas manos imitando a un catalejo (a su forma que es muy particular). A lo tonto, a lo tonto cogíamos el tranvía de vuelta a El Campello cerca de las seis de la tarde. Queríamos llegar a tiempo de ver nuestra tradicional procesión marinera en honor de la Virgen del Carmen.

Si queréis ver más fotos os las he dejado aquí.

12 comentarios:

  1. ¡Qué bien!
    Una excursión super chula y veo que los peques además de comer lo pasaron genial.
    Si podemos acercarnos te lo contaremos y ya puestos... ¡les diremos que les conocemos gracias tu blog! ;-) (solidaridad bloguera.. je,je,je)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí lo pasamos bien. Así que si podéis merece la pena acercarse. :)

      Muchas gracias por pasarte a verme y por la solidarida bloguera. Jejeje

      Un abrazo. :)

      Eliminar
  2. Muchas gracias por enseñarnos el barco jeje! hace cosa de un mes estuvimos por allí con unos amigos, aprovechando que fuimos a Panoramis a ver a España jugar contra Italia (fue el 1er partido) en terminar, decidimos dar un paseo por la explanada y vimos el barco, yo hice alguna fotito pero desde fuera, no entramos por el tema economia jeje! me quedé con las ganas pero mira ahora que tu has publicado tu entrada estoy encantada! me alegro de que pasarais un dia tan bueno y de que el arroz estuviera rico.

    Aqui te dejo mi entrada por si no llegaste a verla, en la que te digo lo de las fotitos del galeón.

    http://alnadu.blogspot.com.es/search/label/Salidas%20al%20aire%20libre

    bsitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He de reconocer que llevaba más de un año con el run, run de entrar a verlo pero el precio por visitarlo también me parecía caro, aunque te puedas tomar algo. Pero esta semana tuvimos la ocasión al quedar con dos de mis amigas en comer allí. Si no me hubiera animado con ellas seguramente no habría ido.

      No solemos salir mucho de restaurantes. Normalmente nuestras salidas suelen ser más tipo picnic porque comer fuera todos los findes siendo cuatro en casa... :)

      Me alegro mucho de que te haya gustado la visita "virtual" y las fotos. Si es que me encanta ir con la cámara a cuestas y como soy de gatillo fácil...

      Acabo de leer tu entrada y se nota que os lo pasasteis en grande ese día. Las fotos muy chulas.

      Un abrazo. :)

      Eliminar
  3. Que bonito!!!!!! Otro sitio para apuntarme para cuando el peque me tolere mejor los viajes largos. Cuanto tiempo sin ver el Mediterraneo pero bueno todo se andara. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que fue una comida más que interesante y a los peques les encantó. Carla no paraba de decir que era el capitán del barco.

      Cuando queráis venir por al mediterraneo aquí os esperamos.

      Un abrazo. :)

      Eliminar
  4. Nosotros estuvimos un sábado por la tarde el verano pasado, tomamos la consumición que correspondía con la entrada y visitamos el barco... la verdad es que impresiona mucho desde fuera porque es muuuuy grande. Después subimos al castillo de Sta. Bárbara por el ascensor del Postiguet, que ese día era gratis (no recuerdo porqué) y había un mercadillo medieval. Fue una tarde de sábado completita.

    Me ha encantado como has contado vuestra visita, con todo detalle, y las fotos chulísimas!

    Un saludo,

    María José Bustamante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Es cierto que impresiona mucho lo grande que es. Ya ves que los peques lo pasaron genial.

      El Castillo de Santa Barbara está muy bien. Hemos estado este año pero seguramente volveremos porque nos gustó mucho.

      Un abrazo. :)

      Eliminar
  5. Anónimo1/7/13 10:03

    Es el primer resumen "completito" que encuentro por internet de alguien acerca de este Barco y la comida.. llevo dias dandole vueltas si llevar a mi mujer alli a comer de aniversario.. no es que sea un lugar super romantico donde llevarla, pero vamos con los nanos y se que se lo pasaran mejor comiendo en un barco que en cualquier otro restaurante mas "de la ocasion".. y como que llevarla al muerde la pasta ese dia no es lo suyo.. asi que.. Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu comentario. Me alegra saber que te ha servido de ayuda. Eso es lo que pretendo con mis post, llegar un poquito más allá y explicar más o menos lo que a tod@s nos gustaría saber de los sitios que queremos visitar. Seguro que celebrar vuestro aniversario allí será un éxito (al menos para los peques). Nosotros también los celebramos con nuestros peques y claro, viniendo ellos las elecciones son distintas.
      Un saludo y gracias de nuevo. :)

      Eliminar
    2. Anónimo8/7/13 17:34

      Hola, Soy yo de nuevo. Hemos estado este sábado pasado alli. Y pues fijate, la elección ha sido buena sobre todo porque el nano se lo ha pasado genial (la peque es muy bebe todavía así que no se entera), pero el mayor se lo ha pasado pipa y sobre todo al final echándole pan (de 1 euro!! :O :) :P) a los peces por la borda. Pensé que quizás haría algo de calor, pero independientemente de que era mediodía ahí arriba corría un vientesico rico rico que se estaba a la mar de agusto. Aparte de que con los parasoles no te daba el sol (me parece que han añadido un par mas de los que salen en tu foto).
      La única pega es que personalmente a mi no me gusto mucho la comida, no se si otros platos estarán mejor. No estaba mala, pero tampoco nada destacable (comimos ensalada y arroz a banda). Las raciones correctas, de sabor Ok. Pero honestamente para el precio que tienen los platos me parece un poco exagerado. Esta claro que en esos lugares lo que pagas sobre todo es "el ambiente, la ubicacion, etc".. y este en eso supera a cualquier otro, pero si se esmeraran un poco mas en el sabor de los platos creo que seria un sitio perfecto.
      Yo y mi mujer concordamos en que es mas un sitio para irte a tomar una copa, un aperitivo, y disfrutar de las vistas.. pero de comer.. la próxima me lo pensaría.. Sobre todo por el precio.. pero ya sabes, una vez al año, no hace daño..

      Por lo demás muy bien, lo mejor el ambiente y que pasamos una tarde estupenda.

      Gracias de nuevo, un saludo.

      Eliminar
    3. No sabes cuanto me alegro de que lo hayáis pasado tan bien. Recuerdo que nosotros comimos lo mismo pero el arroz lo encontré bueno (no era para echar cohetes pero me gustó) Y cómo bien dices la brisita que corre y las ubicación son fantásticas.
      Coincido contigo totalmente en que no es un restaurante de referencia pero para ir con peques a mi me gustaba más la idea de la comida y sobre todo eso, que los nanos lo pasan en grande pensando que comen en un barco pirata.

      Muchísimas gracias por pasarte de nuevo a compartir tu experiencia conmigo. Me ha encantado.

      Un saludo

      Eliminar

Me encanta saber lo que opináis. Así que... no te cortes y déjame tu comentario. :)