Juegos online para niños: Sé un pingüino con Club Penguin


Toda la tarde lleva Marco jugando con su nuevo yo. Se trata de un alter ego en forma de pingüino negro (él es muy tradicional) que vive en un iglú en el polo. De momento no tiene muchos amigos porque se está dedicando a decorar su casa y claro, para ello hay que ganar dinero jugando a minijuegos. En cuanto la tenga arreglada saldrá a conocer a sus vecinos. ¿Que no sabéis de lo que os hablo? Sí, hombre sí. Del Club Penguin.
Club Penguin es un juego online de navegación segura y libre de publicidad que lleva en marcha desde 2005. Este juego tiene incorporado un control parenteral, de modo que somos nosotros los que decidimos hasta que punto pueden interactuar nuestros pequeños con el resto de usuarios que estén jugando en la plataforma. Pueden hablar entre ellos mediante un chat, pero podemos limitarlo para que solo puedan usar frases predeterminadas o bien que puedan poner lo que ellos quieran pero pasando por un filtro que no permite el lenguaje inadecuado.
Ellos mismos nos lo explican en su vídeo. ¿Quieres verlo?

(function() {if (document.readyState === ‘complete’) return;if (typeof EbuzzingCurrentAsyncId === ‘undefined’) window.EbuzzingCurrentAsyncId = 0;else EbuzzingCurrentAsyncId++;var containerId = ‘buzzPlayer’ + EbuzzingCurrentAsyncId;document.write(”);var params = {“size” : 1};eval(‘window.EbuzzingScriptParams_’ + containerId + ‘ = params;’);var s = document.createElement(‘script’);s.async = true; s.defer = true;s.src = ‘http://as.ebz.io/api/inContent.htm?seedingMode=NORMAL’+String.fromCharCode(38)+’pid=721683’+String.fromCharCode(38)+’cid=330278’+String.fromCharCode(38)+’target=’+containerId+”;var x = document.getElementsByTagName(‘script’)[0];x.parentNode.insertBefore(s, x);})();

Tiene una parte gratuita, que es la que están usando mis peques, pero también puedes asociarte y por una cuota puedes jugar con muchas más opciones.
Según Marco (de 10 años) el juego mola bastante, aunque tendrá que seguir probándolo para poder darme su opinión bien fundada. Pobrecito, se “sacrifica” para ayudar a su madre. Lo malo es que Carla (de 4 años) también quiere hacer de tester y claro, me parece a mi que seré yo quien vaya viviendo las aventuras de su estiloso pingüino rosa. A que acabo enganchada a las historias de los pingüinos…
Post patrocinado

Artículos relacionados...

2 Comentarios

  • Reply
    Ruth Ventas
    23 Julio, 2014 at 10:55 am

    Me alegro que te haya servido gracias por pasar por mi post.

    • Reply
      mariajose
      23 Julio, 2014 at 6:39 pm

      De nada!!! Ha sido un placer encontrarte. Gracias a ti por pasarte a ver el mío.
      Un saludo.

    Escribir comentario

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR