martes, 14 de abril de 2015

En mi casa no quiero más gritos: Herramientas motivadoras de Mis trucos para educar

sorteo
*** SORTEO CERRADO ***
(El ganador... al final del post)

Yo no se vosotros, pero yo odio gritar. He de reconocer que soy una persona muy nerviosa y en casa los gritos se me escapan muy fácilmente pero no me gusta nada. Al final acabo llorando yo porque me siento mal conmigo misma. Siento que fracaso al perder los nervios con mis hijos. Los peques me retan, hacen cosas que no están bien, posponen sus tareas hasta el infinito pero... la adulta soy yo. Ellos son niños y están aprendiendo cómo deben comportarse y hacer las cosas pero yo soy la adulta. Soy yo la que debe saber controlar y gestionar las emociones. Soy yo la primera que debe tratar con respeto si quiero enseñar a respetar a los demás. A nadie le gusta que le griten, a nadie le gustan los malos modos, a nuestros hijos tampoco. 

Hace ya bastante tiempo que, buscando información por la red, descubrí a Laura. Laura es una mamá de cinco que tiene un fantástico blog llamado "Mis trucos para educar" en el que trata temas de educación principalmente. En su blog comparte con nosotros precisamente eso, los pequeños trucos que usa en casa con su familia para conseguir una educación sin gritos y basada en el respeto mutuo. Además, desde hace muy poquito, se ha embarcado en la aventura de dar unas charlas-taller en las que padres y madres compartimos nuestras experiencias y ponemos en común nuestras dudas. Se trata del taller "Educar con humor y mucho arte". 

En el primero de estos talleres, al que tuve el privilegio de asistir, Laura nos contaba como en su casa las cosas llegaron a ese punto en el que entras en un bucle de repetir a todas horas lo mismo, subiendo el tono autoritario cada vez más, con los nervios a flor de piel las 24h. y en el que al final estallas por cualquier pequeña cosa. Ese punto en el que parece que estás continuamente a la defensiva, con el grito aguardando en la recámara, esperando en qué momento alguno de tus pequeños hará algo para retarte y sacarte de quicio... Esos momentos con los que yo me sentí totalmente identificada. Y sí, esto ocurre, a muchos nos ocurre. Y después, cuando has pegado ese grito, has dicho cosas con un tono del que te arrepientes, entonces te sientes mal. Te sientes mucho peor que antes y piensas que seguro debe haber otra manera de hacer las cosas. A Laura no le gustaba sentirse así y puso todo su empeño en cambiar esto. A mi no me gusta sentirme así y he comenzado con el cambio.


herramientas-motivadoras
Herramientas motivadoras. Imagen de Mis trucos para educar.

Así fue como Laura, hace ya tres años, se plantó y dijo a sus peques... "Gritar no está bien. Mamá no va a gritar más. Y vosotros tampoco necesitáis gritar para que yo os atienda" Ella nos cuenta en su taller que es un proceso que cuesta mucho, que es duro, difícil. Dice que a pesar del esfuerzo diario a lo largo de todo este tiempo, aun hoy, alguna vez, se le escapa un grito. Pero que vale la pena seguir esforzándose e intentándolo cada día. Cuando echa la vista atrás puede apreciar el cambio y ver cómo eran las cosas antes y como son ahora. Ha mejorado mucho la relación con sus hijos, incluso entre ellos mismos, y también el ambiente en casa. Ahora todos se tratan con más respeto. Y eso se nota.

Además de inculcar la filosofía de "NO MÁS GRITOS" comenzó a desarrollar unas herramientas motivadoras para sus pequeños. Pensando en las necesidades de cada uno, con ayuda de cartulinas, tijeras, pegamento y rotuladores creaba paneles que le sirviesen para motivarles a realizar alguna tarea concreta o que les ayudase a realizar sus rutinas. En su taller "Educar con humor y mucho arte" nos estuvo enseñando esos primeros paneles, que aún utiliza con sus hijos pequeños. Nos explicó, que no son la panacea, que a veces sirven y otras no. Que siempre debemos hablarlo primero con el peque y pintárselo todo muy chulo y muy guay (de ahí lo de "mucho arte"). Hay que tener siempre la colaboración del peque. Si el niño o la niña se niegan a entrar en el juego, mejor dejarlo aparcado e intentar planteárselo de nuevo una semana después. Además, las herramientas motivadoras duran algún tiempo. No puedes ponerles una cartulina para llenar estrellitas y dejarla ahí eternamente porque perderá su efecto. Se trata de ayudar con ellas al niño en un determinado momento y cuando deja de surtir efecto quitarlas. Pasado un tiempo pueden volver a sentir interés y podremos usarlas de nuevo. Como cuando sacamos un juguete que estaba en el trastero. Pero bueno, todo esto os le explica mucho mejor ella en su blog.

mural-estrellas


La cuestión es que nos animó a que cada uno nos hiciésemos en casa las herramientas que considerásemos interesantes con y para nuestros peques. Así lo hicimos en casa el otro día. Marco, Carla y yo estuvimos recortando y pegando para preparar un panel motivador. En realidad era para Carla, que últimamente yo no sabía que hacer con ella, pero conociendo a mis hijos lo mejor era que pareciese que los tres estaban haciendo lo mismo. Ahora, cuando cada uno hace sus tareas sin gritos ni llantos pone una estrella en nuestro cielo. Hasta el mayor se ha implicado en el "juego" y está deseoso de poner estrellas en su cielo nocturno. ;)

A pesar de que Laura nos insiste que todos podemos hacernos las herramientas en casa con un gasto mínimo, ella tiene en su tienda online su versión profesional de algunas de estas mismas herramientas: Aprendo volando y Lectura con estrellas para los más peques. Y Colaborando en casa y Organizo mis rutinas para los más mayorcitos. Además tiene en su tienda juegos educativos y algunos libros muy chulos.

Yo en casa estoy usando el organizador de rutinas con el mayor, que tiene 10 años. Con ella, Marco se organiza todas sus tareas en dos tandas: las cosas que tiene que hacer antes de ir al cole y las que tiene que hacer en volver del cole. Se trata de que él mismo organice a su manera su rutina. Cada vez que realiza una de las acciones, la pone el la columna de "Ya he hecho" Yo solo le marco el orden de dos cosas: los deberes son lo primero y la hora de la cena es la hora de la cena. Si por la mañana prefiere peinarse primero y hacer la cama después, en lugar de hacerlo al contrario a mi me da igual. Se trata de que haga las cosas en el orden que él quiera, que organice a su manera pero que las tenga visibles para hacerlas. Ah, y así en lugar de estar preguntando a casa rato "¿Has hecho esto? ¿Has terminado lo otro?" Tan solo hay que decirle "Revisa tus rutinas a ver si está todo."

organizador-rutinas
Organizador de rutinas. Imagen de Mis trucos para educar.


Voy a prepararle a Carla una parecida, con sus cuatro tareas básicas en mayúsculas, que es lo que sabe leer. A ver si, como con las estrellas, al ver a su hermano se anima y no hay que repetir mil veces las cosas. Jejeje

Llevamos muy poco tiempo intentando tener más paciencia y no gritar. No quiero que ninguno de mis hijos me vuelva a decir que le doy miedo cuando me enfado. Y parece, al menos de momento, que funciona. Nunca he visto el cuarto de Carla tan recogido como estas últimas semanas. ;) Al menos estoy convencida de una cosa. Que voy a seguir intentándolo todos los días. ¿Y vosotros? ¿Os animáis a dejar los gritos e intentarlo de otra manera?


¡Hasta el próximo post! ;)




20 comentarios:

  1. Me encanta! Todavía me queda un poco para empezar a no pegar gritos, pero es un tema que me interesa mucho porque a pesar de que mi bebé solo tiene 10 meses ya hay alguna vez que se pone imposible y yo no respondo de la mejor manera, así que acabo como tú: llorando sintiéndome fatal! Me estoy informando desde ya para intentar no hacerlo cuando sea más mayor :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mamá Oso Panda. Informarse y tener claro que no quieres gritar es un primer gran paso. Ya verás como lo conseguís. Un besote y... ¡Suerte con el sorteo! :)

      Eliminar
  2. Me encanta el sorteo y las ideas y herramientas para intentar no pegar gritos, voy a poner algunas en práctica a ver si así consigo gritar menos a Laura, y por consecuencia ella también, porque a veces cuando yo me enfado y le grito ella me contesta gritando y claro ni a mi me gusta gritarle ni a ella tampoco...en fin...He compartido en facebook el sorteo pero en la página de Chincha ;-) Y me hecho fan y seguidor de mis trucos para educar que no la conocía. Besitos y enhorabuena por esos 4000 y a por muchísimos más!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marta. Es cierto que cuando nosotras gritamos les enseñamos a gritar. No podemos decirles que no griten cuando nosotras lo hacemos. Es un trabajo de día a día, poco a poco. Verás que con paciencia y esfuerzo todo se alcanza.
      Un besote. :)

      Eliminar
  3. Apuntada!!!
    Soy mamá de mellizos de 4 años y, si, yo grito, y no quiero gritar más!!
    Intento contenerme, contar hasta 10, respirar, ZEN ....pero ohhhh!!! Ahi está!!
    Ya salió el primer grito .... No le quiero, no quiero oirle más!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Olga. Sé como te sientes, te entiendo. Yo también respiro, cuento... A veces no puedo y se me escapa. No pasa nada. Vuelvo a empezar y vuelvo a intentarlo. Sé que al final, con paciencia y esfuerzo, lo conseguiremos.
      Un saludo y ¡suerte con el sorteo! :)

      Eliminar
  4. Yo sigo con mi labor diaria de NO GRITOS porque tampoco quiero que vuelvan a sentir miedo... cuesta pero cada día conseguido una se acuesta mejor... como nos dijo Laura... Y además el libro me está viniendo de perlas... me apunto al sorteo aunque ya nos estamos haciendo nuestros paneles en casa ;) Un besazo guapísima (me he apuntado con mi nombre Maite Barragán y comparto tanto en mi página como en mi muro)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por apuntarte Maite. Es verdad que cuesta, pero seguro que al final nos merece la pena el esfuerzo. Por nosotras y por ellos. Un beoste y ¡suerte!

      Eliminar
  5. Estupendo post M José, es un tema que también considero principal en casa, y aunque trabajamos en ello, alguna vez se me escapa el grito. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Lo importante es precisamente eso, seguir intentándolo cada día.
      Un besote. :)

      Eliminar
  6. Anónimo15/4/15 7:21

    soy marta azcona y estoy en pleno proceso de "No gritado", jeje.
    De momento, vamos bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta.
      Me alegro de que de momento vaya bien el proceso. Poco a poco lo lograréis, seguro.
      Un abrazo. :)

      Eliminar
  7. hola, acabo de conocer el blog y por aqui me quedo, un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Soledad. Me alegro de que te guste el blog y quieras quedarte.
      Un abrazo. :)

      Eliminar
  8. Participo!!! A veces nos tenemos que morder la lengua o dar media vuelta!!! Aunque a veces cuesta 😁

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que opináis. Así que... no te cortes y déjame tu comentario. :)