sábado, 27 de febrero de 2016

Juegos tradicionales para la Pascua y para el resto del año

Ya tenemos la Semana Santa muy cerca. Este año viene muy adelantada así que estaremos celebrando la Pascua y comiéndonos la mona a últimos de marzo. La Semana Santa suele ser el pistoletazo de salida para el buen tiempo y sus consecuentes escapadas al campo. En cuanto nos acercamos a la primavera nos ponemos a buscar áreas recreativas y merenderos para ir a pasar el día al campo, a mirar rutas de senderismo para hacer con niños y a planear actividades en las que disfrutar de la naturaleza.

Recuerdo que cuando éramos pequeños, lo pasábamos genial los días de Pascua. Mis padres y sus amigos buscaban un lugar en la playa o en el campo en el que pasar el día. De buena mañana nos íbamos cargados de mesas, sillas, toldos y comida para todo un regimiento a la busca y captura del lugar perfecto en el que plantar el chiringuito. Y mientras los mayores lo iban preparando todo, los niños, que siempre éramos un montón, nos íbamos a explorar. Como el día se hacía tan largo nos daba tiempo a hacer de todo. Era super divertido. Pero, sin duda, una de las mejores cosas de esos días de Pascua, era jugar con nuestros padres. Siempre había un rato en el que algunos se proclamaban "Exploradores Jefe" y nos llevaban de excursión por los alrededores, o sacaban de la cesta las canicas o la peonza y nos enseñaban a jugar, nos pintaban una rayuela en el suelo, o se unían a saltar a la comba... Los niños nos reíamos mogollón, era muy divertido. Pero los que de verdad se reían como nadie eran ellos al verse unos a otros "siendo niños de nuevo" por un rato.     

Con los años, y a fuerza de no practicarlos, se nos van olvidando esos juegos tradicionales que nuestros padres y madres nos enseñaron y que tanto nos divertían a todos. Al menos a mí si me pasa. Así que he decidido hacer un post con todos esos juegos a los que yo jugaba con mis amigos y con mi familia cuando era pequeña. Así, siempre que lo necesite podré venir aquí a consultarlo. Y además os servirá a vosotros si también os apetece recordad aquellos maravillosos años. ;) ¿Qué? ¿Jugamos?


- Juegos populares tradicionales -



Todos de pequeños teníamos canicas. Había de un montón de clases: metálicas, de cristal, de colores, gigantes... Mi madre siempre las llevaba en una bolsita de tela cuando salíamos al campo o a la playa. Mis canicas y las de mis hermanos las han heredado mis peques. Así que ahora podemos jugar nosotros con ellas. He de reconocer que a mi nunca se me dio muy bien. Mi padre nos ganaba siempre. :) En este vídeo puedes ver algunos juegos de canicas:




Ahora hay un montón de trompas y peonzas muy modernas y molonas. De hecho, hace relativamente poco estuvieron de nuevo "de moda" en el cole de mi hijo y muchos niños llevaban sus trompas. Aprovechaban las horas del recreo para practicar y enseñarse trucos entre los amigos. Nosotros teníamos peonzas de madera. Aún me acuerdo de mi abuela y mi madre echándonos la bronca porque, en cuanto se descuidaban, nos poníamos a lanzarlas en casa. Al final, siempre acababamos picando el suelo con la punta metálica de la trompa. Aun hoy puedes encontrar peonzas de madera. Como a mi me gustan más, les compré unas a los peques. A ver si aprendemos. ;) En este vídeo puedes ver las diferentes formas de enrollar la peonza (que es lo fundamental para aprender a lanzar bien) y cómo se lanza. Eso sí, hay que practicar mucho, mucho.




Saltar a la comba era uno de mis juegos favoritos. Además es un juego al que puede jugar todo el mundo, desde los más chiquitines con el juego de "Al pasar la barca" hasta los más complicados jugando todos a la vez. Hay combas individuales, pero también puedes comprar una cuerda larga para jugar todos juntos (nosotros la comprábamos siempre de la ferretería). Yo lo que no consigo recordar son las diferentes canciones que usábamos para jugar. Tan sólo me acuerdo de "La Una, la otra", "El cocherito Lere", "Una y diez, lávate los pies" y de "Al pasar la barca" pero he encontrado en un post de Yo Fuí a EBG más canciones para saltar a la cuerda. Mirad este vídeo de unos alumnos de 3º ESO. Ellos nos enseñan un montón de variantes de los saltos de la comba. 




Este era el otro juego de saltar que me encantaba. Hay que ver todas las variaciones que se podían hacer para jugar a la goma. Además molaba más que la cuerda porque si estabas sola, podías practicar poniendo la goma entre dos sillas. Así me pasaba horas jugando en el patio de casa de mi abuela. Y solo hace falta eso, unos 3 o 4 metros de goma elástica.  Como siempre, lo complicado es acordarnos de las canciones, pero en el blog de Samboris tiene un buen recopilatorio con formas de juegos y canciones para jugar a la goma (y con algunos vídeos). Yo os dejo aquí este vídeo de los números, que era uno de mis juegos favoritos. ;)




Recuerdo que nunca aprendí a volar una cometa. Yo no tenía maña y se ve que mi familia tampoco era muy diestra con ella. La verdad es que tuve alguna pero nada, que a mi no me volaba. Era conseguir levantarla un poquito y al minuto se estrellaba contra el suelo. La verdad es que es un juego que siempre me llamó mucho la atención. Con Marco lo intenté alguna vez cuando era más pequeño y tampoco lo conseguimos. Ahora, mientras escribía el post, me ha vuelto a picar el gusanillo. Me parece que comparé una nueva cometa y volveremos a intentarlo. Dicen que el que la sigue la consigue. ;) Mirad que pasada este festival de cometas de Valencia:



Las chapas

Este era otro de los juegos estrella de la Pascua. Sólo tenías que recoger unas chapas de los botellines, dibujar un circuito y.... ¡Vamos a hacer carreras! Las reglas son muy sencillas, gana el primero que llega a la meta. Y cada vez que te sales del circuito, vuelta a empezar. Lo único difícil es pillarle el truco al lanzar la chapa. 


Sólo son unos poquitos de los muchísimos que hay, pero poco a poco la podemos ir ampliando ¿no? Contadme... ¿qué os ha parecido? ¿Jugabais a estos juegos? ¿Me sugerís alguno? Puedes dejarme un comentario más abajo contándome lo que quieras que yo te responderé. No olvides que los blogs se alimentan de vuestros comentarios. ;)

Si no quieres perderte nada puedes seguirme a través de las redes sociales o suscribirte a mi boletín semanal. Cada fin de semana recibirás en tu mail "Las aventuras de con los niños en la mochila". Para suscribirte solo tienes que hacer clic en el enlace de abajo. Y si te ha gustado el post... ¡ayúdame a difundirlo! Puedes compartirlo usando los botones que tienes a la izquierda (o abajo si lo estás viendo en el móvil).


¡Quiero suscribirme!

¡Hasta el próximo post! :)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me encanta saber lo que opináis. Así que... no te cortes y déjame tu comentario. :)