viernes, 7 de octubre de 2016

Nuestros planes para Halloween: Disfraces, truco/trato y pelis "de miedo"

Desde hace ya muchos años que empezó a desatarse la fiebre por la noche de Halloween. Cuando yo era pequeña, esto no existía. Es más, mi recuerdo del día de Todos los Santos no era precisamente divertido. Era el día que acompañaba a mi abuela al cementerio y pasábamos allí tooooodo el día (bueno, en realidad debían ser unas horas, pero yo sentía que era tooooodo el día). Había que arreglar los nichos, poner flores, limpiar y... charlar con las vecinas y la familia. Aquel día saludaba a decenas de tías. Ahora es algo que recuerdo con cariño. Mi abuela, cada dos pasos, se encontraba con otra señora a la que saludar y me decía "Saluda a la tía...". La señora decía "Que guapa y que mayor está ya, María." Y mi abuela, la mar de contenta, avanzaba un par de pasos más. Recuerdo que yo entonces pensaba "Madre mía, lo grande que es nuestra familia. Si no conozco a nadie." Pero bueno, es lo que pasa en los pueblos. Que "las familias" son muy grandes y en la mayoría de las ocasiones van más allá de la consanguineidad. ;)

Como os decía, es algo que ahora que ya no está con nosotros, recuerdo con mucho cariño. Pero la verdad es que yo prefiero el Halloween que vivo ahora con mis pequeños. Que sí, que ya se que es una fiesta importada y que en esta zona no se celebraba así, pero a mi me gustan mucho los saraos y me parece algo muy divertido. Y para echarte unas risas con tus peques y divertirse, cualquier excusa es buena. Total, que en mi barrio desde hace algunos años hemos instaurado en truco o trato entre los vecinos. 

Los peques se disfrazan, bueno y algunos mayores también (a las pruebas me remito), quedamos en un sitio y recorremos las calles llamando a las puertas y fachadas ambientadas con adornos terroríficos para pedir caramelos. Es algo que los adultos del vecindario hemos ido implantando también poco a poco y sin que nadie lo pidiese. Al principio íbamos sólo casas ya concretadas de antemano. Teníamos preparado el recorrido por nuestras propias casas, así nos asegurábamos de que los niños podían llamar "sin molestar". Pero año tras año nos dimos cuenta de que otros vecinos iban colocando en sus ventanas, puertas y fachadas esqueletos, calabazas... Hay quienes se lo curran muchísimo y hasta da un poquito de miedo. Así que los pequeños monstruos, vampiros y fantasmas empezaban a llamar a esas casas también. En este tablero de Pinterest de Halloween puedes encontrar montones de ideas.

Esto es algo que han disfrutado mucho Marco y Carla, pero César aún era muy pequeño para enterarse bien. Seguro que este año, que ya tiene 3, lo va a disfrutar mucho más. Un tipo de fiesta que que se puede montar en un momento en cualquier urbanización, vecindario o comunidad. Tan sólo hace falta que os juntéis algunos amigos y/o vecinos de la misma zona y charlar un poco. Con 5 o 6 que os apetezca pasar el rato, ya tenéis la tarde organizada. Que tampoco hace falta estar toda la noche. Con una horita o dos de juerga, es más que suficiente. ;)

Estos somos mi mayor y yo, en el que fue nuestro primer truco o trato. ;)

Pero lo primero, para disfrutar de la fiesta de Halloween es hacerte con un buen disfraz. Puedes rebuscar por los armarios e improvisar algo chulo. Usar disfraces de otros años y reconvertirlos. Disfrazarse de Zombie es muy socorrido. Para eso, cualquier ropa vale. Con tal que no quieras volvértela a poner luego... O como hace mi hijo mayor. Él solo quiere una sábana con la que salir de fantasma. Dice que así va cómodo y que es más divertido. 

Pero si no quieres enfrascarte con el DIY y tener que liarte a preparar disfraces tu misma (máxime cuando sois muchos en casa), siempre puedes comprarlos. Indagando por la red te encuentras montones de disfraces Halloween para niños super muy chulos y seguro que puedes comprar algunos a muy buen precio. En la web de Dresoop.es tienes un montón de opciones de mayores, de niños y disfraces Halloween de bebé. Mira estos qué chulos son estos para los más chiquitines.



Luego, cuando acabamos de hacer el recorrido, nos vamos para casa a disfrutar de una sesión de películas de miedo. La verdad es que estas pelis las vemos durante todo el año. De hecho son de nuestras favoritas, pero esa noche especialmente también. Eligen primero los más peques y luego, cuando se duermen, nos toca el turno a los mayores. No os podéis imaginar la ilusión que le hace a Marco, a sus 12 años, poder ver una peli "de mayores" con nosotros.  Jejejeje

En mi otro blog, www.alalibreta.com, he preparado una lista con un montón de películas para la noche de Halloween. Bueno, y para cuando os apetezca. Que ver una peli chula siempre es un buen plan para una tarde/noche de relax. Podéis verlas en esta lista de películas para terroríficas noches de cine.



Si vosotros sois más de ir a alguna fiesta de Halloween podéis consultar en nuestras agendas de ocio infantil amigas. Seguro que encontráis algún plan perfecto para vosotros. Tenemos agendas llenas de planes para pasarlo "de miedo" en un montón de comunidades.

¿Y vosotros? ¿Tenéis plan para Halloween? ¿Qué soléis hacer esa noche? Puedes dejarme un comentario más abajo contándomelos. No olvides que los blogs se alimentan de vuestros comentarios. ;)

Si no quieres perderte nada puedes seguirme a través de las redes sociales o suscribirte a mi boletín semanal. Cada fin de semana recibirás en tu mail "Las aventuras de con los niños en la mochila". Para suscribirte solo tienes que hacer clic en el enlace de abajo. Y si te ha gustado el post... ¡ayúdame a difundirlo! Puedes compartirlo usando los botones que tienes a la izquierda (o abajo si lo estás viendo en el móvil).



¡Hasta el próximo post! :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me encanta saber lo que opináis. Así que... no te cortes y déjame tu comentario. :)