Descubriendo “las fortalezas” de Jijona: cultura, historia, artesanía, tradición… y mucho helado y turrón


Estos días se está celebrando en Jijona, uno de los eventos navideños más conocidas de la provincia de Alicante: La feria de Navidad de Jijona. Año tras año, la localidad da el pistoletazo de salida a las fiestas navideñas en una ya tradicional feria en la que los turroneros, heladeros y demás artesanos de Xixona sacan a la calle sus productos para delicia de visitantes y vecinos.

Este año se celebra la VIII edición de la Fira de Nadal de Xixona y se podrá visitar hasta el domingo día 11 de diciembre. Año tras año, lo que al principio era una pequeña feria con algunas casetas en las que degustar y comprar los productos típicos de la Navidad se ha convertido en un gran evento al que acuden miles de personas en el que, además podremos participar y disfrutar de muchas otras actividades. Este año el programa es de lo más completo.  Según nos cuentan desde la web de Turismo de Jijona, “se ha ampliado la oferta gastronómica, gracias a la instalación de más casetas culinarias donde comer y beber, y la incorporación por primera vez de Food Trucks seleccionados por el tipo de producto que ofrecen: en todos los casos, versiones modernas y actualizadas de platos tradicionales de la tierra. Además, los peques disponen de una zona de atracciones más grandes y la propuesta de talleres, demostraciones, exposiciones, visitas guiadas gratuitas y música también es más numerosa.” En este enlace a la programación completa encontraréis detallados los horarios y actividades. Ah, y si queréis más información de lo que está ocurriendo en la feria, podéis echar un ojo a la página de facebook de la Feria de Jijona.
El pasado viernes tuve la gran suerte de poder compartir el maravilloso ambiente previo a la feria participando en el blogtrip Xixona 2016 junto a grandes compañeros del mundo de la comunicación y los blogs. En un evento en el que coincidimos personas que hablan y cuentan sus experiencias tanto en prensa local, como en el ámbito del turismo de proximidad y en el de la gastronomía.

Desde el ayuntamiento de Jijona y en colaboración con Eveento nos organizaron una jornada en la que íbamos a descubrir todas Las Fortalezas de Jijona: Historia, Entorno, Industria, Artesanía y Gastronomía.
Tras recibirnos en las dependencias del ayuntamiento y presentarnos lo que iba a ser la jornada, comenzamos un pequeño recorrido por el casco antiguo de la localidad. Nuestra guía nos fue llevando por las las estrechas calles a la falda del Castillo, descubriéndonos sus rincones mientras nos hablaba de la historia de Jijona. Durante el recorrido hicimos nuestra primera parada gastronómica. La visita al Forn del Raval. Una estrechita fachada con un sencillo rótulo da paso a uno de los grandes tesoros escondidos de Jijona: un enorme horno que lleva en funcionamiento desde el S.XVI. Actualmente, Teresa sigue cocinando en él los dulces artesanos que allí mismo vende. El aroma que desprendía aquel horno… Nos puso a probar algunos de ellos y, aunque yo soy más de salado, he de reconocer que las “Toñetes” estaban muy, pero que muy ricas.

Desde allí, continuamos nuestro recorrido por la localidad, parando frente a algunos de los lugares más representativos, como el antiguo convento o La Turronería, una de las tiendas que vende el turrón que ellos mismos fabrican. Por cierto, ¿sabíais que a mayor parte de los turrones artesanos sólo los podéis encontrar en pequeñas tiendas o en las ferias que hacen en los pueblos y ciudades?
Nuestro recorrido guiado por la localidad acabó junto al precioso Belen gigante que hay a la entrada del pueblo. Cada año colocan este bonito Belén al aire libre, en la montaña, junto a la pequeña caída de agua… Es realmente bonito.

Allí, en el parking que hay justo frente al Belén, nos esperaba un autobús que nos llevaría a descubrir un poco de la industria tradicional de Jijona. Nos llevaron a la fábrica de turrones Picó en la que Ana Picó, la nieta del fundador, nos acompañó en un instructivo y divertido recorrido por las instalaciones. Allí pude comprobar como, aún hoy, la elaboración de los turrones tienen un gran componente manual: mezclas que se remueven gracias a la fuerza de “los remeros”, que se colocan en moldes uno a uno de forma manual, pastillas y dulces que se envasan a mano… Continuamos  la jornada, visitando el Consejo Regulador de Jijona y turrón de Alicante, donde Alexis nos habló del papel de este organismo en la denominación de los productos jijonencos y de la importancia de la elaboración turrón en la zona que se remonta a más de 500 años. Además nos invitaron a dar nuestra opinión en un maridaje de turrones y chocolates. Nunca había participado en un estudio de este tipo y es de lo más interesante.

Aunque hambre ya no teníamos demasiada, después de catar tantas delicias, era la hora de comer. Así que nos llevaron a uno de los locales más conocidos de la localidad L’Entrepà. Un lugar en el que su cocina aúna los platos tradicionales de Jijona y tapas de las de siempre, con otros platos de cocina más actual a los que aportan el toque especial de la zona. Nos pusieron un aperitivo a base de pericana, calamar a la plancha y una tapa de albóndiga de turrón y bacon que estaba buenísima. Continuamos con unas ensaladas y el plato principal. Yo decidí probar el Giraboix, un delicioso plato de cuchara que solo se prepara en unos pocos pueblos del interior de la provincia. Me recordó mucho al Bollitori Campellero que preparaba mi abuela, pero con embutido. Un contundente plato con sabor a hogar. No podía faltar el postre con tarta de queso, fruta y unas natillas de turrón. Nos pusimos como el kiko.

Entre amenas charlas y muchas risas el tiempo iba pasando, así que casi no nos dio. tiempo a tomarnos el café. Eran las cinco de la tarde y teníamos a los maestros heladeros esperándonos en la oficina de turismo. Ellos nos dieron una breve charla sobre la industria y la elaboración del helado de Jijona, además de informarnos sobre el papel de ANHCE, la Asociación Nacional de Heladeros Artesanos. Como colofón a su charla nos dieron a degustar helados que habían preparado para la ocasión. Que ricos estaban… Y eso que no me entraba ya más que un par de cucharaditas.

Como colofón a este delicioso evento nos acercamos a visitar la pastelería Escoda. Allí, su propietaria, nos contó como en un momento dado de su vida decidieron apostar por montar un obrador y volver a la elaboración de los productos “tal y como se hacían antes”. Polvorones, mazapanes, pan de Cádiz y un sinfín de exquisiteces que se hacen con las recetas tradicionales, “con la almendra que tienen que llevar” y… SIN GLUTEN. Ella tiene un hijo celíaco y la mayoría de estas recetas tradicionales no llevan harina de trigo. Así que empezó a crear toda la gama de productos sin gluten. Allí pudimos ver cómo trabajaban, con todo bien diferenciado, con las trabajadoras preparando las figuritas de mazapan una a una, haciendo panes de Cadiz con forma de cerdito como si nada… Al terminar, nos puso una impresionante mesa llena de productos que ellos elaboran. Yo he de reconocer que no pude probar ni uno, no me cabía más. Pero es que ya los había probado la noche anterior, cuando me llegó a casa esa preciosa caja de Navidad llena de los dulces de Escoda y turrones de Picó.

Como podéis ver, una jornada llena de experiencias gastronómicas, culturales y personales maravillosas que disfruté como loca. Tened por seguro que volveré a Jijona. Esta vez he ido yo sola, pero Jijona tiene muchísimo que ofrecer así que volveré con los peques. Que ellos también tienen que visitar las fábricas de turrón, pasear por sus calles, hacer senderismo por sus montañas y dejarse atrapar por sus fortalezas. ¿No os parece?
¿Qué os ha parecido Jijona? ¿La conocéis? ¿Os gustan sus turrones, dulces y helados? Puedes dejarme un comentario más abajo contándomelos. No olvides que vuestros comentarios y vuestros “me gusta” nos ayudan a seguir creciendo. 😉
Ah, y si no quieres perderte nada puedes seguirme a través de las redes sociales o suscribirte a mi boletín semanal. Solo tienes que hacer clic en el enlace de abajo. Y si te ha gustado el post… ¡ayúdame a difundirlo! Puedes compartirlo usando los botones que tienes a la izquierda (o abajo si lo estás viendo en el móvil).

Puede que también te interesen estos artículos:

Alcoy, ciudad de la Navidad

planes con niños en Ibi

Artículos relacionados...

2 Comentarios

  • Reply
    Ariel
    10 diciembre, 2016 at 8:18 pm

    Nosotros estuvimos en la Feria el día 8, llevamos varios años seguidos yendo a Xixona, aunque esta parte no la conocíamos. Gracias por ayudarnos a preparar los fines de semana de salidas.

    • Reply
      mariajose
      11 diciembre, 2016 at 5:20 am

      Gracias a ti por leerme. Espero que disfrutáseis mucho de la Feria.
      ¡Un abrazo!

    Escribir comentario

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies