El cabo de La Nao en Javea (Alicante)


Hace un par de domingos nos levantamos decididos a pasar el día fuera. No tenía ni idea de dónde iríamos pero tampoco importaba mucho. Hacía un día fantástico y cualquier sitio es perfecto para disfrutar juntos.
Metí el picnic que había preparado en el maletero (incluido un mantel por si teníamos que comer en el suelo), la bolsa de César, el carro y hasta los patines de toda la familia por si se terciaba. Nos subimos todos a la furgoneta y papá preguntó: – ¿Hacia el norte o hacia el sur? Dejamos que Marco (de 8 años) tomase la decisión, cosa que le hacía sentir muy importante y muy mayor. – Hacia el norte. 🙂
Ya sabíamos la dirección, tan solo faltaba elegir el destino. Y este fue… El cabo de la Nao en Javea. Sabía que allí habría un faro, acantilados y unas vistas que en un día despejado como este serían maravillosas. Si teníamos suerte podríamos llegar a ver en el horizonte la silueta de Ibiza. Además nos servía para hablar con los niños sobre lo que eran los cabos, los golfos, porque este cabo era tan representativo… Aunar diversión y cultura siempre viene bien.

No salimos muy temprano (que últimamente para arrancar con todos…) Eso, junto a que tuvimos que parar una vez porque Carla se hacía pipí y otra porque César quería mamar, hizo que llegásemos a Javea sobre la hora de comer. Mientras alimentaba al peque consulté a San Google y encontré una fantástica área recreativa en la zona. Se trata del parque de Les Cansalades.

Nos acercamos allí, descargamos, montamos el chiringuito, comimos, jugamos, charlamos, tomamos café, desmontamos, volvimos a cargar la furgoneta y pusimos rumbo al faro. Estaba muy cerquita de allí. La verdad es que por la carretera íbamos encontrando indicaciones para ir pero no nos fijamos mucho en ellas porque puse el navegador del móvil (grandes inventos estos móviles que tienen de todo).

 

Al llegar al faro hay una zona de aparcamiento para dejar los coches con un mirador junto a un restaurante. Lamentablemente en el horizonte había nubes y no podíamos ver la isla de Ibiza. Carla se había dormido así que papá canguro se la colgó a la espalda en la bandolera y pusimos a César en el carrito para acercarnos a ver el faro.El acceso está cerrado al público pero hay una zona dónde hay un restaurante (que estaba cerrado) y unos banquitos de madera dónde sentarse a la que sí se puede acceder mediante una rampa de madera. Junto a la entrada hay un par de mesas de madera que nos hubiesen venido de perlas para comer si hubiésemos llegado más pronto.

A la balconada junto al faro y al punto geodésico que hay en la cima del cabo no se puede acceder con carrito. Hay que usar escaleras y/o subir entre piedras. Toda la zona del cabo de la Nao está catalogada como microreserva de flora, así que no está permitido arrancar flores o plantas.

 

Tras la breve visita al cabo de la Nao nos bajamos a jugar un ratito a la playa de Javea. Caminamos por el paseo marítimo, vimos el puerto, los peques jugaron con las piedras de la playa de la grava y volvimos a casa. Habíamos pasado un día muy divertido pero ya era hora de ir a descansar que al día siguiente nos esperaba el cole.Si queréis ver más fotos os las he dejado aquí.

¿Qué os han parecido la propuesta? ¿Conocéis Javea? ¿Habéis estado allí? Puedes dejarme un comentario más abajo contándomelo. No olvides que vuestros comentarios y vuestros «me gusta» nos ayudan a seguir creciendo. 😉

Ah, y si no quieres perderte nada puedes seguirme a través de las redes sociales. O suscribirte a mi boletín semanal. Solo tienes que hacer clic en el enlace de abajo. Y si te ha gustado el post… ¡ayúdame a difundirlo! Puedes compartirlo usando los botones que tienes a la izquierda o debajo.

 

Si te ha gustado el post… ¡ayúdame a difundirlo! Puedes compartirlo con tus amig@s usando los botones que tienes a la izquierda. O debajo, si lo estás viendo en tu móvil. Y… ¡Suscríbete! Así no te perderás nada. Cada finde recibirás mis propuestas, ideas y planes en tu correo.

suscribete

 
¿Te ayudo a preparar tu próximo viaje?

* Reserva hoteles y apartamentos al mejor precio. Y con opciones de cancelación gratuita

* Ahorra un 5% en tu seguro de viaje por ser seguidor de Con los niños en la mochila

* Descubre paquetes de vacaciones hotel + entradas para familias a buen precio.

* Reserva plazas de parking donde necesites. No más vueltas, ni sorpresas. Ahorra tiempo y dinero.

* Compra entradas y contrata visitas guiadas, excursiones… Evita las colas.

* Compara y consigue los vuelos más baratos. Valora siempre todas las opciones.

* Compra todo lo que necesitas a buen precio: Guías de viaje, maletas, mochilas…

 

Estas son las herramientas que yo uso a la hora de planear y organizar mis viajes. Así que puede que a ti también te ayude. Si al final te gusta algún servicio y lo reservas o compras a través de estos enlaces (o de otros enlaces de afiliados de este post), a mi me darán una comisión que me ayudará a seguir con el blog. ¡Gracias!

 

Escribir comentario

Resumen de la política de privacidad del sitio
  • Responsable de los datos: Mª José Planelles Palomares.
  • Finalidad: Para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
  • Requeridos: Nombre e email, además de una IP que se almacena para posible adminitración contra el Spam y seguridad.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Lugar: Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de hosting de conlosninosenlamochila.com dentro de la UE.
  • Tiempo: Los datos se mantendrán hasta que los dejes de baja tu, o se cierre la web.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@conlosninosenlamochila.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Más Información: política de privacidad completa.

2 Comentarios

  • Reply
    teresa luZesytesoRos
    29 noviembre, 2016 at 3:57 pm

    que buen destino!!! donde sale el sol!!! para perderse y desconectar

    • Reply
      mariajose
      7 diciembre, 2016 at 7:08 am

      ¡Muchas gracias! 🙂