viernes, 22 de abril de 2011

Tarragona con niños: El descubrimiento de Tarraco

Tarragona con niños
Vista del Anfiteatro romano desde la Torre del Pretorio

Cuando nos planteamos este viaje en familia, la idea principal era llevar a los niños a conocer Port Aventura. La verdad es que nos encantan los parques temáticos y de atracciones. Pero claro, disponíamos de 7 días y con un par de ellos en el parque era más que suficiente. Así que me puse manos a la obra. Cogí mi ordenador, entré en la red y comencé a buscar información de la zona. Quería ver en que cosas interesantes podíamos emplear esos días de vacaciones. Suponía que Tarragona, siendo una ciudad importante tendría un patrimonio digno de admirar, pero no imaginaba hasta que punto.

He de reconocer que fue una grata sorpresa descubrir Tarraco, declarada patrimonio mundial por la UNESCO. En cuanto empecé a ver información sobre las ruinas romanas y medievales de la ciudad me entraron unas ganas locas de ir a conocerla. Decidimos que Port Aventura estaría lleno de gente los fines de semana, así que visitaríamos Tarragona el sábado y el domingo y dejaríamos las atracciones para el lunes y el martes.

Tarragona con niños
Vista de la Catedral desde la Torre del Pretori

En la página de turismo de Tarragona descubrí que podíamos hacernos la Tarraco card, que nos servia para entrar en todos los monumentos durante 48 horas, además de proporcionarnos unos billetes para el bus urbano y descuentos en establecimientos de la ciudad. Viendo todo lo que queríamos visitar nos salía a cuenta el precio. Solo nos la hicimos los adultos, ya que ninguno de los niños pagaba aun entrada en los monumentos.

Creo que entre unas cosas y otras llegamos a Tarragona sobre las 10:30h. Aparcamos en la parte alta de la zona del casco antíguo. La verdad es que no dimos demasiadas vueltas para aparcar. Creo recordar que todo era zona azul, pero que terminaba el periodo de pago el sábado a medio día. Por la tarde y el domingo no se pagaba.

Toda la zona del casco antiguo, donde están la mayor parte de las ruinas que podemos visitar, está amurallada. Se puede acceder a ella entrando por unos arcos de piedra que hay en cada lado o desde la parte más baja del casco antiguo. Hay que tener en cuenta que vamos a caminar mucho y además en pendiente. Al final del día terminabamos con las piernas cansadas.

Nos dirigimos directamente a buscar la oficina de turismo para hacernos las tarjetas y recoger información de la zona. La oficina está en el centro del casco antíguo, muy cerca de la catedral. Cogimos la documentación, unos planos y reservamos una visita guiada para el domingo por la mañana.

Tarragona con niños
Fachada pintada de la plaça dels Sedassos
Como era casi la hora de comer decidimos hacer la parada en ese momento y empezar las visitas después de la comida. Nos fuimos a "la plaça de la font". Es la plaza del ayuntamiento y está llena de bares, de restaurantes y de palomas que Marco no paró de perseguir. Es una afición que tiene que no se de donde la ha sacado. El día que las pobres palomas decidan unirse para perseguirlo a él...

De camino a esa plaza nos encontramos con otra tambien conocida. Es "la plaça dels sedassos" donde hay una fachada de una casa pintada en la pared lateral de un edificio. Está pintada con la técnica del tranpantojo y simula una fachada típica del S.XIX con distintos personajes en sus balcones. Están los cabezudos que sacan en las fiestas y un autoretrato del pintor Carles Arola junto a su familia.

Un poco más abajo estaba "la plaça de la font" llamada así por una pequeña fuente que hay. Bajo esta plaza está una cuarta parte de la arena del circo romano de la antigua Tarraco. En varios de los edificios de la zona pueden verse algunas de las ruinas del circo romano, como por ejemplo una parte de las bóbedas que sustentaban las gradas  y que está situada en la oficina de una caja de ahorros. Aquí hay unas direcciones de los locales que conservan algunas de estas ruinas.

Dejamos la plaza despues de comer y nos dirigimos a la entrada del circo romano. En el circo era donde se hacían las carreras de carros y caballos. La verdad es que solamente se ha recuperado una pequeña parte ya que está completamente enterrado bajo los edificios del casco antiguo. Lo que podemos ver es parte de un lateral: con la escalinata de acceso a las gradas, graderío, uno de los accesos a la arena con los habitáculos destinados a la venta de comida, bebida y souvenirs... Que resulta que, ya en aquel entonces, la gente se llevaba un recuerdo del espectáculo a casa.

Tarragona con niños
Torre del Pretorio

Tarragona con niños
Vista del Circo desde la Torre del Pretorio

Desde el circo se accede a la Torre del Pretorio. Esta torre era el acceso desde la parte baja de la ciudad a la zona del foro. Luego, en la época medieval, fue usada como fortaleza. Del foro no queda mucho. Tan solo una parte del muro angular que está en la plaza del forum, esta torre que era una de las esquinas de la construcción y algunos restos en los edificios de la plaza.

Entramos a visitar la Catedral de Santa María, construida en el siglo XII sobre el antiguo templo romano dedicado al emperador. Tíene un claustro precioso, con un jardín muy cuidado lleno de arboles y estanques con peces.

Tarragona con niños
Catedral de Santa María
Tarragona con niños
Jardines del claustro de la catedral

Por último fuimos a ver el anfiteatro romano. Allí era donde se hacían los espectáculos de lucha y las ejecuciones. Está bastante bien conservado. Se pueden ver las gradas, el foso de los artefactos, los accesos... Además puedes entrar y pasearte tanto por el graderio como bajar a la arena. Mis dos hombres, periódico en mano, se hicieron fotos simulando una lucha de gladiadores donde yo era juez y verdugo. Ganó el menor de ambos, por supuesto. ;) Curiosamente, en el centro de la arena del anfiteatro están las ruinas de una iglesia medieval que se construyó en su interior.

Tarragona con niños
Anfiteatro romano


La verdad es que pasamos un día genial. Yo creía que se haría muy pesado para los peques, pero no. A Marco le encantó. Desde entonces le gusta ver ruinas.


4 comentarios:

  1. Animo a que la gente venga a visitar la ciudad en la que vivo y que fue en su dia la Tarraco romana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte por aquí y por tu comentario. A mi me pareció una ciudad fantástica que no hay que perderse.

      Un saludo. :)

      Eliminar
  2. Muchas gracias por compartir tu experiencia en Tarragona (Tarraco). Por lo que veo un destino muy recomendable y ameno para unas vacaciones de familia. Aunque hay de todo los alojamientos suelen ser más económicos que otros destinos de playa. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leer el artículo y por dejarme tu comentario. Fueron unos días maravillosos. Y, como bien dices, el alojamiento que encontramos era realmente económico.

      Un saludo.

      Eliminar

Me encanta saber lo que opináis. Así que... no te cortes y déjame tu comentario. :)