Google+ Con los niños en la mochila: Ruta del castillo de Cocentaina

miércoles, 18 de abril de 2012

Ruta del castillo de Cocentaina

El castillo visto durante el ascenso
Hace unas pocas semanas, aprovechando el buen tiempo, nos animamos a subir a Cocentaina. El el blog de Alicante a pie decían que había una ruta indicada para niños que llevaba desde el área recreativa de San Cristóbal hasta el castillo.

Llegamos a Cocentaina desde Alicante por la autopista que pasa por Alcoy. Un vez en la localidad no hay que dejar la calle principal. Tras cruzar varias rotondas nos encontramos con unas indicaciones que nos llevan a la ermita de San Cristóbal y al castillo. Está bastante claro el camino en este mapa.

Al llegar al área recreativa pudimos dejar la furgoneta en la zona de aparcamiento que hay habilitada. La verdad es que el espacio para los coches no es muy grande de modo que puede darse el caso de que tengamos que aparcar en la pendiente de subida si hay mucha gente.




Encontramos esta indicación: Sant Cristofol/Castell P.N. Serra Mariola

Cogimos las mochilas con el agua y algo de picar y comenzamos nuestra ruta. A pesar de que la información que teníamos era de que la ruta es adaptada decidimos dejar el carrito y el portabebés de Carla en el coche. Según nuestras indicaciones es una ruta de bajo nivel de unos 2 km. pero claro, no contamos con que el hecho de que sea apta para niños no implica que sea apta para toooooodos los niños y de tooooodas las edades. 

Durante el ascenso nos encontramos con mucha vegetación

Es cierto de que la ruta está asfaltada, en su gran mayoría. De hecho se trata de la carretera que sube desde la ermita hasta el castillo. Al ser una carretera, aunque poco transitada, de vez en cuando suben o bajan coches y hay que tener ojo con los peques para que se aparten. Esta ruta está totalmente en pendiente. Por tanto el ascenso es tooooooooodo cuesta arriba. Y ya sabemos que las cuestas cuestan. ;)

El principio del camino nos lo hicieron un poco más ameno un par de ardillas que no paraban de jugar en un árbol. Ya había visto antes a estos animalitos, pero verles persiguiéndose, escondiéndose, corriendo arriba y abajo... me hizo muchísima gracia. Y a los peques también, claro.

Aquí están Chip y Chop


  • Consejo: Agua, gorra, protector solar y poco peso. Si os decidís a dejar el coche en el merendero dejad también todo lo que no sea imprescindible. La ruta es relativamente corta y por tanto no merece la pena cargar con peso siendo todo el camino empinadito. El agua sí es imprescindible ya que nos cansaremos y tendremos sed. Hasta que no volvamos a la ermita no podremos encontrar agua.
  • Consejo: Algo de abrigo. El esfuerzo nos hacía sudar a todos, niños y mayores, pero en cuanto llegamos a la parte más alta, a la parte del castillo no os podéis imaginar el frío que hacía a causa del viento. Así que no está de más llevar una sudadera atada a la cintura.

Esta es la carretera que lleva al castillo. Mi mochilero cuesta arriba.

  • Consejo: Si los peques son muy peques o no están muy habituados a caminar subid en coche hasta la parte más alta. Una vez llegamos a la peña donde esta situado el castillo vimos que había una zona para aparcar y otras familias habían subido hasta allí con el coche. Para nosotros fue bastante cansado tirar de Carla y tener que llevarla al caballito a ratos hasta llegar arriba. Marco también subía derrotado. :)
Tras un laaaaaargo ascenso, que supuestamente es de una media hora o tres cuartos y empleamos al menos hora y media, yo creo, llegamos a la base del peñón sobre el que está el castillo. Al llegar aquí acaba la carretera y hay un tramo pedregoso que está sin asfaltar, bastante incómodo para ir con carrito.


Al llegar a la base del cerro había una zona de aparcamiento

Paramos a descansar en el murete de piedra mientras observabamos todo el valle. Bebimos agua, nos hicimos fotos y comenzamos a subir por el caminito empedrado que lleva al castillo. Este camino es bastante peligroso. Hay mucha pendiente, está inclinado en algunas zonas, sin vallar... A los niños hay que llevarlos de la mano para evitar que resbalen y comiencen a rodar cerro abajo.

Este es el sendero empedrado que sube hasta la torre

Mientras caminábamos teníamos que andar evitando las decenas de gusanos-bola que estaban en medio del camino. Carla se paró a intentar coger uno al principio pero de repente cuando vio que había tantos le entró algo de miedo y se puso a caminar de puntillas y dando saltitos. También nos encontramos con mariposas y hormiguitas: una de ellas intentaba llevarse un trozo de jamón serrano al hormiguero.

La mariposa que posaba y la hormiga hambrienta.

"El castillo de Cocentaina (Provincia de AlicanteEspaña), situado en el cerro de San Cristóbal, es un edificio de estilo gótico-militar. Construido a finales del S. XIII y principios del XIV, sobre los restos de otras construcciones defensivas anteriores de origen musulmán. En la revuelta mudéjar de 1303 fue saqueado e incendiado.
Se trata de una gran torre cuadrada de 13,5 metros de lado por 12 metros de altura sentada sobre un talud de sillería que varía entre 2 y 4 metros de altura. Todas las partes y estancias importantes están construidos de sillería, el resto de mampostería. Tiene dos plantas, la primera consta de patio de luces con un aljibe y dos aspilleras, una habitación cuadrada y otra rectangular. En el primer piso se repiten las estancias pero con ventanas geminadas al exterior. La parte alta es todo una terraza.
Recientemente ha sido completamente restaurado y en su interior se ha ubicado una muestra de restos arqueológicos encontrados en esta zona 

El castillo de Cocentaina. Es de finales del S. XIII

Una vez arriba las vistas son aun más bonitas. Le dimos la vuelta a la torre, Carla intentó que la dejaran entrar en el "castillo de Bella" llamando a la puerta (está cerrado pero creo que se puede visitar solicitándolo en el ayuntamiento), los peques se tomaron un tentempié, hicimos unas cuantas fotos más y nos dispusimos a bajar porque hacía un frío que pelaba.

La flora de la ruta: muchos árboles, coloridas flores y embriagador romero

Mientras íbamos bajando aprovechamos para hacerles oler el romero a los peques y que así aprendan a distinguirlo, pero Carla prefería ir cogiendo todas las flores distintas que encontraba por el camino. 

El descenso lo hicimos en un pis pas, vamos que un poco más y bajamos rodando. Creo que llegamos al merendero en unos 15 minutos más o menos. Una vez en el área recreativa de San Cristóbal nos dispusimos a disfrutar de una merecida comida con su merecido descanso. Por cierto, ésta área recreativa está genial. Tiene barbacoas, mesas, columpios, fuentes, baños... hasta una cafetería-restaurante. Pero eso ya os lo cuento otro día.

Si queréis ver más fotos os las he dejado aquí.

8 comentarios:

  1. Desde luego que vosotros no estáis quietos ;) y además te da tiempo a escribir el blog, admirable!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Martina. Es que la naturaleza es muy divertida y muy barata. :)
      La verdad es que me apetece mucho estar por el campo y cuando salen días buenos... Y no es que me sobre tiempo, lo que pasa es que cómo me gusta tanto este mundillo me lo quito de otras cosas. Tendrías que ver como tengo hoy mi casa. Jejeje ;)

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Muy interesante tu entrada aunque ya te digo yo que no creo que la hagamos pues Duna es super vagueta a la hora de andar, yo creo que lo ha heredado de su papi que el tampoco es de caminar, que pena que no haya salido a su madre.

    Unas fotos muy bonitas, me han encantado.

    Bsitos y por cierto he entrado porque me extrañaba que no publicaras nada pero por lo que veo es el blogger que anda dando problemas y algunas blogs no los actualiza ,y me ha pasado con el tuyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que esta ruta es muy complicadilla por la gran pendiente que tiene. Mejor esperar a que Duna sea más grande y le apetezca más andar porque en caso contrario seguro que os toca llevarla la mayor parte del tiempo.

      Estoy viendo lo de las actualizaciones del blog. Muchas gracias por comentármelo porque no me había dado ni cuenta. Aún no se lo que pasa, pero a ver si consigo solucionarlo pronto.

      Un abrazo. :)

      Eliminar
  3. Un plan bonito y barato. Perfecto. :)

    Un besin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una zona muy bonita. Y claro, hay que ir buscando ocio económico, que no se puede estar gastando siempre. Aquí solo se gasta el gasoil, que ya es bastante con lo caro que está. ;)

      Un abrazo. :)

      Eliminar
  4. Una ruta muy bonita. !!La conocí gracias a tu blog!!

    !Gracias por compartirla!

    La hicimos el pasado sábado con niños de 4, 6, 8 y 9 años y, la verdad, la niña de 4 años (mi hija) no se quejó ni un momento, y eso que la subidilla costaba.

    Ya que estábamos por allí, subimos a la fuente de les huit piletes (la ruta sale justo desde la parte de atrás del restaurante). Muy bonita la ruta también.

    Por cierto, ¿Conoces el geocaching? a mis hijos les gusta, ya que es un aliciente más cuando vamos por el campo. Sólo necesitas un GPS (cualquier smartphone ya dispone de él) y crearte un usuario en geocaching.com

    El sábado estuvimos buscando el del castillo (la página web es ésta http://www.geocaching.com/seek/cache_details.aspx?wp=GC40M9C) y el de la font de les huit piletes (http://www.geocaching.com/seek/cache_details.aspx?wp=GC42AXE).


    !!Gracias de nuevo!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Cande:
    Me alegro muchísimo de que disfrutaseis de la ruta. Me encanta saber que las cosas que publico sirven de ayuda para que otros disfruten de un buen rato en familia.

    No conozco el geocaching pero ahora mismo me pongo a investigarlo. Muchas gracias por comentarmelo.

    Un abrazo. :)

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que opináis. Así que... no te cortes y déjame tu comentario. :)