viernes, 7 de junio de 2013

El parque de La Vallesa en Calpe (Alicante)

Aunque ya habíamos estado en Calpe en alguna ocasión, nunca nos habíamos detenido a ver las salinas y los flamencos. Como ya sabéis los que me seguís a Marco (de 8 años) le encanta explorar y le encanta ver flamencos. El pasado año estuvimos viendo estas preciosas aves en las salinas de Santa Pola y teníamos pendiente verlas también en Calpe.

Aprovechando que ya empezaba a hacer buen tiempo y que además es bueno para nuestra economía decidimos que comeríamos en alguna de las dos áreas recreativas de Calpe. En esta ocasión no preparamos ni picnic ni nada. Agua, unas cocas para almorzar y punto. Seguro que allí encontrábamos algún sitio para comprarnos unos bocatas. Recogimos a los iaios, que en esta ocasión decidieron acompañarnos, y pusimos rumbo al parque de La Vallesa.

He de decir que había visto que el parque estaba cerca de las salinas pero no me fijé demasiado bien. Cómo ahora el móvil lleva navegador, aplicaciones y demás... me confié. Craso error. Las salinas las encontramos a la primera, de echo ya habíamos estado en Calpe antes y las teníamos localizadas, pero el parque... Descargué la app de turismo de Calpe y busqué el parque pero no estaba bien situado en el mapa (por si alguien puede hacer algo y rectificarlo) así que dimos varias vueltas rodeando las salinas hasta que al final paramos y nos pusimos a consultar a San Google Maps. En cuanto lo localicé llegamos en un momento. La verdad es que estábamos muy cerquita.




En el parque ya había un montón de gente. A pesar de las muchas mesas, las cercanas a los columpios y a las barbacoas estaban llenas por lo que tuvimos que alejarnos un poco. Se había levantado aire y estaba fastidiando la tarde, comenzaba a hacer un poco de fresco. Entre el montón de mesas bajo los pinos encontramos una en la que daba el sol, y allí plantamos el chiringuito.


Los peques se quedaron jugando con los iaios y mientras el papá y yo nos fuimos a buscar unos bocatas. Mientras nos acercábamos al coche a través del parque nos llegaba un olor a barbacoa... Y es que había unas cuantas encendidas asando chuletas y salchichas. Total, que de bocatas nada. Muy cerquita de allí encontramos un supermercado abierto (un domingo a casi las dos de la tarde) y cargamos con un montón de cosas para comer, entre ellas unas salchichas y unas morcillas para asarlas.


El parque estaba genial. Es muy espacioso y tiene grandes pinos que proporcionan muchísima sombra. Eso, sobre todo ahora de cara al verano se agradece mucho. Muchas mesas de madera, un módulo con baños, varias barbacoas, columpios, una fuente (bueno, más bien un grifo con agua para enjuagar cosas) y un montonazo de espacio para correr y jugar. Había niños y niñas con bicis, pelotas, patinetes, celebrando cumpleaños...


Cocinamos, reímos,charlamos, comimos, jugamos, paseamos... y cuando comenzamos a ver oscuras nubes acercándose y el aire se volvió más frío, nos marchamos. Que ya eran más de las cinco y aún no habíamos visto a los flamencos. ;)

Localización exacta:

Ver Con los niños en la mochila en un mapa más grande

Ah, y si lo que queréis es ver más fotos, os las he dejado aquí.  

2 comentarios:

  1. La Vallesa, el que aquí se comenta.
    La Cometa. Cuenta con barbacoas, aseos, mesas, bancos y juegos de niños.
    Llombers. Cuenta con barbacoas, aseos, mesas, bancos y juegos de niños.
    Enginent. Cuenta con barbacoas, fregaderos, aseos, mesas y bancos.
    En la sierra de Oltà zona de Acampada, aseos, fregaderos, barbacoas mesas, bancos y juegos de niños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la información y por leerme.
      Un saludo. :)

      Eliminar

Me encanta saber lo que opináis. Así que... no te cortes y déjame tu comentario. :)