miércoles, 25 de septiembre de 2013

Área recreativa de La Font de Mariola en Bocairent (Valencia)

Comer la mona en el campo es una tradición. Año tras año buscamos un lugar donde pasar el día y sí encontramos un sitio nuevo... ¡pues mucho mejor! Sí, si, que ya sé que la pascua nos queda muuuuuy lejos, pero cómo no os conté en su momento dónde estuvimos... Además nunca viene mal conocer una zona de picnic nueva, ¿no? 

Mi amiga Nuria me comentó que su madre quería conocer Bocairent, que les habían dicho que era un pueblo medieval muy bonito y que estaba bastante cerca. Me pareció un buen plan y nos acoplamos.  Así que, pensando en visitarlo, me puse a buscar alguna zona de picnic en los alrededores y encontré... La Font de Mariola.




La zona es preciosa. Hay muchísimo sitio para que los peques corran y jueguen. Y no se si sería el frío que hacía o qué, pero la cuestión es que no estaba para nada masificada. A pesar de ello cuando llegamos ya no quedaban mesas libres. Realmente solo hay cuatro o seis mesas de madera y claro, se llenan enseguida. De todas formas habíamos cargado con nuestras mesas y sillas por si acaso. Buscamos una zona planita bajo los pinos y plantamos el chiringuito.


Vimos que varias familias y grupos de amigos tenían plantadas sus tiendas de campaña. Supongo que habrá que notificarlo en el ayuntamiento para pedir el permiso y ya. Nosotros nos quedamos en una pequeña zona pero al parecer había otras zonas de barbacoas, mesas y acampadas un dentro de la misma área.

Hay un módulo de barbacoas, un poco hecho polvo, con una habitación. Imagino que es un refugio por si te pilla mal tiempo. Había gente que puso su mesa dentro para resguardarse mejor del fresquete que pegaba. Seguramente de los primeros que llegaron. Nosotros no cocinamos, nos lo llevamos todo de tupper. Cuando lo pusimos todo en la mesa había comida como para pasar una semana. Entre lo que llevamos nosotros, mis padres, Nuria, su familia... Vamos, que nos pusimos como el Quico.


También hay un módulo de aseos pero están fatal. Realmente no dan ganas de usarlos. Es la única pega que le vi al sitio. Son letrinas de las antiguas, de los que sólo tienen un agujero con un reposapies. No es que sea malo las letrinas, sino que estaban deterioradas y sucias. Olía fatal, el agua de la cadena no iba, las puertas estaban rotas... Vamos que daban una sensación de dejadez absoluta.


Nosotros lo pasamos en grande. Fue un día muy divertido. Almorzamos, jugamos, fuimos de exploración... ¡¡¡Un niño y su padre nos enseñaron un escorpión que habían encontrado bajo una roca!!! Comimos, seguimos jugando, seguimos explorando, charlas, risas, el café, la mona... Y si no hubiese sido porque queríamos visitar Bocairent y, sobretodo, porque hacía un frío que pelaba, hubiésemos continuado charlando, jugando, explorando y comiendo. 

Localización exacta:

Ver Con los niños en la mochila en un mapa más grande

1 comentario:

  1. Invitación - E
    Soy brasileño.
    Pasei acá leendo , y visitando su blog.
    También tengo un, sólo que mucho más simple.
    Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
    A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
    Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
    Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
    Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
    para ti, un abrazo desde Brasil.
    www.josemariacosta.com

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que opináis. Así que... no te cortes y déjame tu comentario. :)