viernes, 24 de enero de 2014

Un paseo por Busot (Alicante)


Busot es un pequeño pueblo de montaña que está muy cerquita de Alicante. Recuerdo haber estado allí en algunas ocasiones cuando era pequeña, con mis padres. Recuerdo sentarme a la sombra de las ruinas de su castillo cuando de novios, el papá y yo, recorríamos la provincia en moto. Recuerdo haber subido con los amigos y tomarnos unas tapitas en uno de los bares del pueblo. Recuerdo visitar con nuestra amiga N. el mercado medieval cuando Marco era chiquitín... Pero con los tres peques aun no habíamos vuelto.

Hace unas semanas, nos subimos a darnos un paseo por Busot. Cruzamos el pueblo y aparcamos a las faldas del castillo, donde hay un mirador desde el cual se ven todas las montañas de los alrededores. Por cierto, en este mirador hay unos aseos públicos. Yo no entré, pero el papá sí. Dijo que no había papel (lo que es normal) pero que estaban bien. Me resultó curioso ya que no se ve en muchos lugares baños públicos. Normalmente tienes que irte a algún bar-cafetería-heladería-loquesea pedirte algo y aprovechar para usar el servicio.

Primero nos dimos un paseo por las faldas del castillo. Hay una senda-camino que le da la vuelta. Aunque no subimos a verlo ya que está vallado y con unos carteles que advierten del peligro de desprendimientos.

Luego estuvimos paseando por el centro del pueblo, donde están el ayuntamiento y la iglesia. Es una zona peatonal así que no hay peligro alguno para los peques. Se respiraba una tranquilidad... No había casi nadie por las calles.





Seguimos por una de las calles que bordean el centro y desde la cual hay unas vistas muy bonitas de los alrededores. En el terreno de una de las casas vimos un caballo, un burro, y otros animales. Recuerdo que viendo los animales, escuchando el silencio... se respiraba un maravilloso aroma rural que me transportaba a la época de nuestros abuelos. De echo, sus calles nos parecieron recordar a una que hemos visto en una fotografía antigua de la familia y que no conseguíamos identificar.


Seguimos con nuestro paseo y volvimos a aparecer en la plaza del ayuntamiento. Como la tropa estaba hambrienta entramos en un restaurante que da a esta misma plaza. Se llama "La Casa". A mí me gustó muchísimo. La señora que nos atendió era muy amable. El ambiente era justamente el de una casa antigua del pueblo con su cancela en la entrada (que tuvimos que abrir de par en par porque el carrito de César, que es muuuy anchote, no pasaba), sus muebles antiguos, su chimenea de leña... En las paredes cuadros con fotos y pinturas que hacían referencia a Busot y a otras localidades de la provincia. La señora nos indicó el menú del día que tenían, y nos pareció muy bien, así que no se que más ofrecen. La comida era casera y estaba buenisima. Ahora, no me preguntéis por el precio porque sinceramente no me acuerdo. Sé que no me pareció caro porque nos gustó y acabamos todos llenos. No nos cabía más.


Al llegar al pueblo habíamos visto que había un parque infantil cerca de donde aparcamos. Está junto al colegio y a la Casa de la Cultura. Así que nos acercamos a que jugaran un rato por allí mientras bajaban la comida. No había nadie más así que aprovechamos para que César probase por primera vez un tobogán. ¡¡¡Le encantó!!! En este parque hay un par de mesas de picnic de madera. Así que se puede ir a merendar la mar de bien. Ah, y junto a él hay una zona amplia de aparcamiento. El pueblo tiene calles estrechas, con pendientes y sin aparcamiento. Así que han creado esta zona a las afueras (a 2 min. de la plaza del pueblo andando) donde poder dejar el coche tranquilamente.


El parque está junto a campo abierto. Mientras estábamos allí apareció un pastor con su rebaño de ovejas y sus perros. Estuvo guay porque Marco pudo ver como los perros controlaban a las ovejas para que no se escapasen. Cuando las ovejas se alejaron un poco, los dos mayores, bajo mi supervisión, se pusieron a explorar. Buscaban flores, bichitos, huellas... Lo estábamos pasando la mar de bien


Antes de que comenzase a anochecer cogimos el coche y nos volvimos a casa. Eran sobre las cinco de la tarde pero ya hacia una rasca... Saliendo del pueblo, ya desde el coche, vimos otro parque en la zona del polideportivo que nos llamó la atención. Nota mental: Ya tenemos excusa para volver. ;)

Contadme vosotros. ¿Conocéis Busot? ¿Habéis estado allí? ¿Qué nos recomendáis que visitemos en la zona?


Localización exacta:

Ver Con los niños en la mochila en un mapa más grande

4 comentarios:

  1. Magnificas fotografías. Es un sitio muy bonito y viajar con los peques habrá sido de lo mejor. Yo infelizmente no lo conozco, pero me gustaría ir un día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu comentario. La verdad es que es muy bonito y con una tranquilidad....
      Un saludo.

      Eliminar
  2. y donde están la barbacoas¿¿?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se si tienen alguna zona de barbacoas en el pueblo. Yo, cuando estuve, no vi ninguna.
      Un saludo.

      Eliminar

Me encanta saber lo que opináis. Así que... no te cortes y déjame tu comentario. :)