miércoles, 9 de julio de 2014

Alcoy con niños: Senderismo en familia por la vía verde


Hace unos cuantos meses os hablé de las vías verdes. Os decía que estas rutas están genial para iniciar a los peques en el senderismo ya que al tratarse de antiguos trazados de vías férreas suelen ser amplios, accesibles y con pendientes poco pronunciadas. El senderismo en familia con un picnic en la montaña siempre es un plan perfecto y relajado para pasar el día.

En la provincia de Alicante tenemos alguna de estas vías verdes. Nosotros habíamos estado recorriendo parte de la vía verde de El Maigmó, que discurre entre Tibi y Agost. Aunque, sin duda, la más conocida de nuestra provincia es la vía verde de Alcoy: una ruta de 10km. que discurre entre pinos, túneles y viaductos a través del parque natural de la Font Roja. Nosotros no hicimos toda la ruta. Cuando los peques se cansaron de andar dimos la vuelta y listo.

La vía verde de Alcoy realmente comienza dentro de la localidad (hay unos 3km. que son urbanos), pero puedes pasar de esta parte y comenzar en el llamado km.0, a la salida de la localidad. Eso fue lo que nosotros hicimos. 

Llegamos sobre las 11 o así, no os creáis que madrugamos demasiado. Localizamos el punto inicial de la ruta en el que ya se sale de la localidad y por donde ya no suelen pasar coches. Aparcamos cerca de allí la furgo, descargamos el carro de César, nos pusimos mochilas, gorras... y comenzamos a caminar. 

Junto al inicio de la vía verde encontramos el primer merendero (hay varios durante todo el recorrido) con un par de mesas, unos baños portátiles que estaban cerrados y un panel informativo de toda la ruta.




Es una ruta muy, pero que muy, transitada. Había un montón de gente de todas las edades tanto andando como en bici. Pero, sobre todo vimos muchos niños, muchas familias. Familias que hacían su paseo llevando al bebé en cochecitos, familias porteando, familias ciclistas, familias con sus mascotas... 

Una cosa que hace especial esta ruta en concreto es la cantidad de puentes, viaductos y túneles que tiene. Así que...

Consejo: No olvidéis las linternas. Aunque los túneles más largos se pueden iluminar (hay unos botones para ello) a muchos peques les encanta lo de llevar su linterna y explorar en la oscuridad. Los míos estaban entusiasmados con eso. Ellos llevaban unas linternas pequeñitas pero vimos a otros niños con linternas de las que se ponen en la cabeza. A mi hijo Marco le gustó muchísimo la idea.


Al poco de comenzar la ruta nos encontramos con el viaducto que más impresiona: El puente de las 7 Lunas. Se llama así por los siete arcos que lo soporta. Este viaducto tiene 260m. de longitud, 46m. de altura y unas vistas espectaculares. Aunque todos los viaductos y puentes están bien vallados, nunca hay que perder la vista de los peques por si acaso.  

Justo al cruzar el viaducto nos encontramos con otro de los merenderos. Este tiene algunas mesas, unos aparatos de ejercicio cardiovasculares, un pequeño nacimiento de agua del que no se puede beber y unas vistas fantásticas. Aquí paramos nosotros a comer de regreso hacia el coche. El acceso a este no está bien para los carritos de bebé (hay que subir una pendiente de firme irregular) pero bueno, es muy poquito tramo.


La ruta, como os he dicho, es muy cómoda de realizar con niños. El paraje es muy bonito. Tiene muchísima sombra. El firme es de tierra compacta (bueno, hay algo de gravilla a veces) y hay parte con asfalto. Tiene varios merenderos a lo largo del trayecto y algunas fuentes de agua. Hay carteles que indican si el agua es o no potable. Además cada túnel y cada viaducto tiene un panel explicativo y hay algunas señales de los kilómetros recorridos.

Baños no hay, así que... ya sabéis. Yo, cuando salgo al monte, en mi mochila siempre llevo, por si acaso, papel higiénico, pañuelos y/o toallitas, una palita, bolsas de plástico... y más yendo con peques y con intención de estar todo el día. Que no hace falta ensuciar la naturaleza, ni que los que vienen detrás nuestra sepan que hemos estado allí. Además, en cada merendero había contenedores y/o papeleras donde tirar la basura.


Pasamos un día fantástico caminando, jugando a exploradores, comiendo relajadamente mientras escuchábamos a los pájaros. Sólo hicimos una pequeña parte de la ruta pero mejor, así tenemos excusa para volver.

Recordad: A la hora de hacer senderismo siempre, siempre, hay que llevar gorra, protector solar, calzado cómodo y mucha agua. Ah, y evitad caminar en las horas centrales del día si es verano.


¿Y vosotros? ¿Os gusta el senderismo? ¿Conocéis la vía verde de Alcoy? ¿Sabéis de otras rutas para hacer en familia? No dejéis de contarlo en vuestros comentarios.


Ver Con los niños en la mochila en un mapa más grande




2 comentarios:

  1. Si voleu pegar una volta alternativa, podeu anar a veure el Racó de Sant Bonaventura per pista forestal a poca distáncia de la via verda: http://lasendaoscura.blogspot.com.es/2011/11/la-font-del-quinzet-i-el-raco-de-sant.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la información. Intentamos llegar una vez, pero... nos perdimos!!! :) Así que volveremos a intentarlo.
      Un saludo.

      Eliminar

Me encanta saber lo que opináis. Así que... no te cortes y déjame tu comentario. :)