lunes, 21 de julio de 2014

Oropesa del Mar con niños: Parque acuático Polinesia

Que ver hacer donde ir con niños en Oropesa del Mar
El pasado verano, aprovechando que estábamos de escapada en Castellón, decidimos acercarnos a conocer el Parque acuático Polinesia. Este refrescante y divertido lugar está en la famosa Marina d'Or.

Para aquellos que no lo conozcáis, Marina d'Or es una especie de pequeño pueblo formado por un montón de hoteles y apartamentos enfocados al alquiler que está en la localidad de Oropesa del Mar (Castellón). Además de los diferentes tipos de alojamientos hay restaurantes, tiendas, un precioso parque, una playa muy chula y un montón de atracciones y lugares para el ocio infantil y familiar. Todos tienen una pinta fantástica y, como ya os podréis imaginar, todos son de pago.

A nosotros nos picaba la curiosidad por ver eso de la "Ciudad de vacaciones" y como llevar a los peques a un parque acuático es una apuesta segura...

A toda la familia nos gustan los parques de agua. Ya os conté que hemos ido varias veces a pasar el día en Aqualandia Benidorm y siempre lo pasamos genial. Pero la verdad es que, en esta ocasión, a mi no me apetecía estar toooodo el día allí, así que optamos por pagar una entrada de medio día. De esta forma estaríamos a remojo de 11:00 a 15:00 y en salir buscaríamos un sitio para comer. Las entradas no son muy caras (14€ niños y 18€ los mayores para media jornada. Los que miden menos de 90cm. gratis) pero dentro... todo se paga. 



Como en casi todos los parques, no está permitido entrar comidas y bebidas (lo de los bebés sí). Dentro hay un par de barecitos/chiringuitos de comida rápida que no es que sean baratos, pero vamos, lo mismo que en todos lados. Pero lo que realmente me pareció muy poco acertado fue que no hay sitio para sentarte tranquilamente si no es que pagas por una tumbona. El recinto no tiene espacios amplios abiertos para descansar, plantar el chiringuito y/o tomar el sol. O te vas sentando por el suelo o los rincones (con poca sombra) o pagas una tumbona (a 3€ cada una).


Este parque acuático es una pasada para las familias con niños pequeños. Si vuestros hijos son adolescentes, seguramente se aburrirán pronto. Atracciones más fuertecitas solo hay un par y tampoco nada del otro mundo. Hay un par de tubos cerrados, un tobogán grande y unas pistas blandas de una altura medianita. Ahora bien, los nanos se volverán locos. Lo que hay son un montón de piscinas de diferentes profundidades que están tematizadas y llenas de chorritos, pequeños toboganes, cascadas y juguetes acuáticos. También tienen una piscina de olas para los que quieran nadar un rato y jugar con ellas.

Una cosa curiosa, y que está muy bien pensada, es que este parque de agua tiene una zona descubierta y otra cubierta. Esto es genial para esos días en los que llovizna, hace viento o simplemente de repente cambia el tiempo y pasas del sol al frío en un pis pas. Pueden cerrar la cubierta y así seguir disfrutando de una parte del parque. Incluso en invierno.


En cada una de las piscinas hay socorristas. Tienen un servicio de enfermería, vestuarios y una sala de lactancia donde hay un cambiador para los bebés y microondas para calentarles las comidas.

Nosotros pasamos una mañana muy, pero que muy divertida. Además, aquí logré convencer a Marco para que se tirase conmigo por uno de los tubos en un flotador doble y fue genial. Era su primera vez y le daba miedo. Cuando vio que no pasaba nada se emocionó. Ya quería tirarse una y otra vez con el papi y conmigo. Las risas que nos echamos.


Nos ha quedado mucho por ver en Marina d'Or, así que tarde o temprano volveremos. Y seguro que aprovecharemos para repetir la experiencia.

Y vosotros, ¿habéis estado en el Parque Acuático Polinesia? ¿Conocéis Marina d'Or? ¿Que os ha parecido? No os cortéis y dejadme un comentario. Ya sabéis que me encanta conocer vuestras opiniones y experiencias.

Si queréis ver más fotos os las he dejado aquí.

Localización exacta:
Ver Con los niños en la mochila en un mapa más grande



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me encanta saber lo que opináis. Así que... no te cortes y déjame tu comentario. :)