martes, 16 de septiembre de 2014

Viajar en coche con niños: Reposa Cabezas y Almohadillas de cinturón.


Un tema que nos preocupa mucho a los padres y madres que nos gusta viajar en coche con nuestros peques es que lleven la cabeza colgando cuando se quedan dormidos. Esto es muy habitual hasta que tienen 7-8 años. A partir de entonces también se duermen, de vez en cuando, pero esto de que "se les caiga la cabeza" es menos notorio.

Yo, realmente, no se si esto es un problema en sí. Nunca se me ha ocurrido preguntárselo al pediatra, pero en mi mente no para de dar vueltas el que si para un adulto, estando despierto, uno de los problemas más frecuentes en caso de frenada brusca o un golpe "sin importancia" es el latigazo cervical, pues... siendo pequeño, estando dormido y con la cabeza colgando...

Cuando son muy pequeñitos y van en sillas que se pueden reclinar un poco y contra la marcha, el problema no es tanto. Siempre que nos dormimos la cabeza tiende a caer de modo que la barbilla se va acercando al pecho. Con un poco de inclinación de la silla podemos colocarle la cabecita ladeada y apoyando su frente en un lateral de la silla, lo que le ayudará a no tenerla tan gacha.

El mayor problema, respecto a lo de que se le vaya la cabeza hacia delante, lo veo en la franja de entre 2 y 8 años, ya que es cuando usan mayoritariamente los elevadores con respaldo (Grupos II o II/III). A estas edades los peques también pueden ir a contramarcha en sillas preparadas para ello lo que además de ser más seguro, evita que la cabeza se le vaya tanto hacia delante también. De hecho mi hijo pequeño tiene 3 años y medio y viaja a contramarcha en una Axkid Minikid que vale hasta los 25kg, así que aún viajará a contramarcha bastante tiempo más. En mi opinión, viajar a contramarcha es sin duda alguna el modo más seguro.

No obstante, si vuestro peque viaja en un elevador del grupo II/III (que es cómo viaja mi hija de 6 años), estos elevadores ya van situados en sentido de la marcha y, la mayoría de ellos, usan el cinturón de seguridad del coche (ya no llevan arnés). Esto lo que provoca es que cuando nuestros chiquitines se duermen su cabeza, y también su cuerpecito, se desplaza un poco hacia delante. Ese poco es más que suficiente para que nos agobiemos al verlos.



Total, que he probado unas cuantas cosas para intentar que fuesen un poco más cómodos cuando duermen y nosotros un poco más tranquilos: cojines de viaje varios, mantitas o toallas colocadas para que se apoyen... Solo me faltaba (como me dijo alguien, en plan de broma, una vez) haberles sujetado la cabeza al asiento con cinta americana. ;)

Al final, después de mucho buscar por ahí, creo que he encontrado la solución. Os cuento:


Un día, paseando por la web mientras intentaba encontrar una solución al tema, me topé con unos reposa cabezas con formas de animales muy chulos que vendían en la web de tutete.com (también están en otros sitios, pero yo los vi allí).

La mayoría de vosotros ya conoceréis a tutete y a sus fantásticos chupetes personalizados. He de confesar que me encantan sus diseños pero... yo solo tengo uno que me regalaron. En él pone "Mi mamá es una blogger". ¡Me encanta! :) Y es que a mis chiquitines no les han gustado nunca los chupes. Pues bien, además de los chupes tienen un montón de cosas chulísimas y entre ellas están los Apoya Cabezas BenBat y las Almohadillas de Cinturón Sunshine Kids (estas ahora no la tienen en la web. Supongo que se les habrán acabado porque están genial).

Le pregunté directamente a Tere (a la que conozco en persona) por estos artículos y ella, que es más maja que las pesetas, me los envió para que los probase y os contase mi opinión al respecto. Bueno, pues tras estar todo el verano probándolos, os cuento lo que me parecen.


  • Los Apoya Cabezas BenBat: Se trata de un producto que si elegís el adecuado, funcionan bastante bien. Eso sí, no esperéis la panacea. Que la fuerza de la gravedad no hay nadie que la controle al 100%. Al ponérselo a los niños se consigue que la cabeza sí vaya más levantada y sujeta, pero no es que vayan a ir tiesos como si llevasen un collarín. Y es que no se trata de eso. Además, imagino que eso tampoco sería bueno. Lo que hay que conseguir es que la barbilla no se acerque tanto al pecho sin que vayan rígidos, ni tensos.
    • La forma que tiene ayuda mucho a esto. La parte superior (la cabeza del animalito) lleva el hueco en el que apoyar la cabeza y las patas (más anchas por delante que por detrás) son las que se pueden juntar bajo la barbilla gracias al imán que llevan. Como la parte del sujeta cabezas que va en la nuca es casi plana se consigue que los peques puedas apoyarse bien en su silla. Yo había probado alguna vez los cojines cervicales normales, pero no sirven para las sillas porque no entran bien en el hueco y provocan que la cabeza del peque esté separada del asiento y, por tanto, que vaya incómodo e inseguro.
    • Los reposa cabezas de BenBat tienen varias tallas ¡¡¡Esto es muy importante!!! Hay que tener en cuenta el tamaño de tu hijo o hija más que la edad que tienen. Carla es muy menudita, aunque ya tiene 5 años. Al principio le pusimos uno de la talla 4 a 8 años y fatal. Pero... fatal, fatal. No le sujetaba nada. Y claro, es que ella, a sus 5 años, pesa solo unos 15 kilos. Su cuello es muuuuuy delgadito y el cojín le quedaba enorme. Decidimos probarle la talla 1 a 4 años y este sí le va bien. Con este apoya mucho mejor la barbilla y ya nos nos da tanto esa sensación de "mal rollo" al verla dormida cuando viajamos. Aun así, creo que le quedaría mejor si fuese un pelín más ajustado.
    • ¿Qué no me gusta? Que la talla pequeña no lleve una correa para ajustar al asiento: La talla grande lleva una presilla y una correa, que puedes poner y quitar, que sirve para poder sujetar el apoya cabezas al asiento y que no se desplace. En cambio, el pequeño no. Yo pienso que deberían llevarlo todos los modelos ya que puede que lo usen niños grandes, como la mía. A mi me vendría genial esa correita para cogérselo bien a Carla y así le sujetaría aun mejor. (Igual se la coso yo...)

  • La Almohadilla de Cinturón Sunshine Kids: Es genial. Me encanta. Para los mayores me parece perfecta a la hora de apoyarnos a dormir. Como va cogida al cinturón no se escapa como las otras almohadas. Con Carla también la probé en su silla y creo que por su constitución le funciona incluso mejor que el reposa cabezas. Le ocupa mucho espacio y eso provoca que tenga que estar apoyada en ella. Esta almohada, simplemente, me ha encantado.
    • ¿Qué no me gusta? Que el tejido que tiene es muy calentito y en verano puede dar calor.
Resumiendo: A pesar de que les pongáis un cojín, un apoya cabezas, una mantita o lo que sea, siempre se les caerá para delante un poco. ¿Como mejoramos esto? ¿Qué es lo que hago yo?

  1. Llevo colocado el elevador con respaldo en el asiento que más puedas reclinar (¿obvio? En mi coche no lo es tanto, que no todas las plazas se reclinan lo mismo). Lo tengo un poco reclinado de forma que apoye bien la sillita. Normalmente, el elevador con respaldo también deja que lo doblemos un poquito. Eso ya es suficiente.
  2. Cuando la peque se duerme, paro el coche (en cuanto puedo) y la coloco bien. Pongo a la peque un poco ladeada y con el culo un poco adelante para que la gravedad no eche su cuerpo hacia delante en cada frenada. Así reposa mejor sobre el respaldo.
  3. Entonces le pongo el Apoya cabezas o el Cojín de Cinturón. Me aseguro de que está bien colocado y ajustadito a su cuello.
  4. Y... a disfrutar del trayecto sin paranoias. :)
¿Vosotros tenéis algún truco para que no vayan con la cabeza colgando? ¿Qué sistema os gusta más? ¿Os preocupa el tema tanto como a mi? Dejadme un comentario y me lo contáis. ;)




4 comentarios:

  1. Hola, veo que es una publicación de hace casi 2 años, pero veo incorrecta una afirmación que dice "El mayor problema lo veo en la franja de entre 2 y 8 años, cuando usan los elevadores con respaldo (Grupos II o II/III). Estos elevadores ya van situados siempre en sentido de la marcha". Lo único que salva vidas es que los niños viajen a contramarcha el mayor tiempo posible, mínimo hasta los 4 años, y dependiendo del niño podria viajar seguro hasta los 6 o 7 años! . Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia!

      Gracias por tus comentarios. Efectivamente estoy de acuerdo contigo con que lo mejor es que vayan a contramarcha el mayor tiempo posible. Mi hijo pequeño viaja en una silla a contramarcha a sus 3 años y medio. Y seguirá haciéndolo aun mucho tiempo más.

      Cuando escribí el artículo, aún no conocía las sillas a contramarcha para los más mayorcitos. Y además el artículo estaba enfocado hacia los cojines y no en cuanto a la seguridad. Pero ya he incluido las modificaciones oportunas.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Gracias por la información. Acabo de comprar el reposacabezas Benbat. Mi hijo de 4 años se dobla hacia adelante... de una manera exagerada!! A ver con esto qué tal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana! Gracias a ti por leerme. Espero que te funcione bien. A mi es el que ha solucionado mejor "el problema" de todo lo que he probado. Un saludo.

      Eliminar

Me encanta saber lo que opináis. Así que... no te cortes y déjame tu comentario. :)