Soñando viajes: La histórica ruta 66 en coche de alquiler


¿Quién no ha oído hablar alguna vez de la Ruta 66? Yo creo que todos, en algún momento, nos hemos imaginado recorriendo esa carretera de Estados Unidos. Y es que con tanta peli chula enseñándonos como la recorrían los protagonistas en sus flamantes coches… Como para que no te pique el gusanillo. Ahí tenemos a Thelma y Louise, Easy Rider, Grease… O la más conocida por padres y madres del mundo mundial. ¡Cars! A ver quien se resiste a intentar buscar Radiator Springs después de conocer a Mate y toda la banda. Que sí, que ya se que el pueblo no existe en realidad. Pero tu intenta expircarselo a César. Para él, si la ruta 66 existe de verdad, pues también tiene que existir el pueblo. Pero bueno, estoy segura de que se conformaría con ver los paisajes desérticos que evocan el lejano oeste, los moteles tradicionales, las luces de neón, los coches antiguos o los míticos dinner’s. Vamos, yo fliparía en colorines. No te digo más. Tiene que ser una auténtica pasada poder recorrerla en coche. 

Tengo muchos compañeros bloggers que ya han realizado esta ruta. Algunos de ellos, con niños. Así que estoy segura de que la Ruta 66 sería una gran elección para realizar un viaje chulo en familia. Y más aún si contamos con muchos días y podemos combinarlo con una visita Los Ángeles. Podríamos dedicar unos días primero a visitar Los Ángeles y aprovechar para conocer los lugares más icónicos de la ciudad como el Paseo de la Fama, los diferentes estudios cinematográficos, el Parque Griffith o el famoso Muelle de Santa Mónica. Además de escaparnos a Disneyland, que también pilla cerquita. Jejeje

No obstante, aunque no dediquemos mucho tiempo a visitar Los Ángeles y demás, sólo para hacer la ruta completa, desde los Angeles a Chicago (realmente, la ruta original es a la inversa), necesitarías al menos 15 días. Así que como no podríamos hacerla entera, nos conformaríamos con hacer un tramo hasta llegar al Gran Cañón. Obviamente, a Estados Unidos no podemos llevarnos la furgo. No nos saldría a cuenta. Así que nuestra opción sería alquilar un coche en Los Ángeles y desde allí, lanzarnos a la carretera.

 

ruta 66 los angeles

 

Alquilar un coche en Estados Unidos es bastante económico y nos permitiría poder hacer el viaje a nuestro ritmo, a nuestro aire. Además, los peques están más que acostumbrados a ir en coche, así que el viaje sería más cómodo para todos. Sobre todo teniendo en cuenta que es un viaje largo y por una zona de altas temperaturas. Así que si estáis pensando en hacerlo vosotros, mejor si evitáis los meses más calurosos.

Hay sitios fantásticos para incluir en el itinerario, así que en este post voy a enseñaros alguno de los que yo apuntaría en mi ruta. Son algunos lugares que me llamaron especialmente la atención mientras buscaba información sobre la Ruta 66, hasta el Gran Cañón. Sitios muy curiosos e ideales para conocer en familia y con un encanto especial para que los peques disfruten.

Para aquellos que no lo sepáis, esta carretera conocida como The Mother Road o Main Street of America, con casi 4 mil kilómetros de largo se hizo famosa por ser la ruta que tomaban los inmigrantes que decidían ir al oeste en busca de fortuna y una vida mejor durante la crisis que atravesó el país en los años 30. 

 

tienda tipica

 

Era un camino muy transitado y en el que se podía encontrar de todo, restaurantes, gasolineras, tiendas, moteles… Sin embargo, a mediados de los 80’s fue reemplazada por una nueva Red de Autopistas Interestatales, quedando así en los mapas como una vía legendaria que atravesaba Illinois, Misuri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo Méjico, Arizona y California. 

 

La Ruta 66 en coche de alquiler de Los Ángeles hasta el Gran Cañón


Calico
 

la ruta 66 Calico

 

A solo 1 hora y 50 minutos de comenzar el viaje, nos encontraremos con este pueblo fantasma rodeado por montañas áridas en medio del Desierto de Mojave. En la actualidad se encuentra deshabitado, pero hace más de 100 años solía ser una próspera población minera centrada en la extracción de plata.

Este lugar fue declarado el pueblo fantasma oficial de la fiebre de la plata en el estado de California. En él podrás conocer un poco de la historia, transportarte en el tiempo y sentirte como en una película del oeste recorriendo sus calles y edificios. Podrás ver lugares tan pintorescos como la oficina del sheriff, la iglesia, la escuela o la cantina. Hasta puedes visitar uno de los socavones de la mina. Una visita en la que pequeños y mayores seguro que lo pasarán en grande.

Para visitar el pueblo hay que pagar entrada. Cuesta aproximadamente 8 dólares por adulto y 5 por niño de entre 6 y 15 años. Abre todos los días del año, de 9:00 a 17:00 horas,  excepto el 25 de diciembre.

Oatman

ruta 66 Oatman

 

Siguiendo por la ruta llegaremos a este pueblo peculiar y famoso por la cantidad de burros que andan sueltos por doquier. Sí, sí. Así es. En Oatman podremos ver estos animales caminando libremente por las calles. Estos burritos son los descendientes de aquellos que fueron abandonados una vez sus dueños se iban trasladando a otras ciudades después del auge de la minería de oro. Por lo que he leído, viven en libertad y recorren el pueblo a sus anchas. Debéis saber que son muy queridos y actualmente están protegidos por el Departamento de Interior de Estados Unidos

El pueblo tiene algunos bares, talleres, restaurantes y tiendas de souvenirs. En ellas se puede comprar “burro chow”, una comida compuesta por zanahorias y heno que les encanta a estos animalitos. Seguro que en cuanto ven gente con comida, se acercarán. Una experiencia que seguro gustará a los más pequeños. Eso sí, no hay que quitarles ojo. Aunque son dóciles, con los animales salvajes siempre hay que tener precaución. Por si acaso. Ah, y también se puede disfrutar allí de un show de pistoleros en medio de la calle principal, tal como solía ser en el viejo oeste.

Kingman

ruta 66 Kingman

 

Sin duda, una de las paradas obligatorias en este recorrido es la ciudad de Kingman. Está considerada como “el corazón de la Ruta 66”. Aquí se puede sentir ese aire encantador de aquella época a través de los cafés y restaurantes de antaño. Entre los más recomendados se encuentra el Mr. D’z Route 66 Diner, un lugar congelado en los años 50’s con sillones de colores, retratos en las paredes, anuncios estilo vintage, piso a cuadros y por supuesto una rockola.

Además, en Kingman podemos recorrer algunas casas históricas, visitar el Museo de la Ruta 66 y visitar el Parque de las Locomotoras donde podremos ver la gigantesca máquina a vapor Santa Fe, entre otras máquinas. 

Seligman 

Seligman

 

¿Recordáis que al principio os dije que César quería ver Radiador Springs? Pues… ¡Aquí está! Seligman fue el pueblo que sirvió de inspiración para hacer la peli de Cars. Así que no hay mejor lugar que este para que los peques se sientan como en la peli ¿No os parece? A este particular pueblo se puede llegar desde Kingman fácilmente con  tu coche de alquiler en 1 hora aproximadamente. Está a unos 117 kilómetros de distancia.

Este pequeño pueblecito, lleno de color, cuenta con tiendas, restaurantes y negocios de antaño decorados con objetos retro que conservan la esencia del lugar. Pero lo que más nos meterá en la peli son los diferentes vehículos de los años 50’s que nos encontraremos en cada esquina, con sus colores y hasta abolladuras originales. Allí podremos ver motos, Cadillacs y, por supuesto, coches igualitos a Mate y Hudson Hornet. El sitio perfecto para hacernos montones de fotos chulas.

Williams

Williams

 

Otra de las paradas interesantes en esta ruta es el pueblo de Williams, popular por ser una de las puertas de entrada hacia el Gran Cañón. En este típico lugar del oeste con casas de madera y un marcado aire vaquero se puede disfrutar de todo el encanto del viaje, pues es uno de los tramos mejor conservados de la ruta 66 con una calle principal que alberga gasolineras, moteles, restaurantes, autos clásicos y luces de neón muy bien conservadas.

Aquí, mientras recorres con calma esta vía puedes comprar un souvenir, ya que hay un montón de tiendas con objetos de colección, artículos de cuero y decoración para el hogar. Además, en el Centro de Visitantes de la ciudad, encontrarás mapas, información de la zona y una figura del famoso oso “Smokey.

Gran Cañón del Colorado

El Gran Cañón

 

Como broche de oro a la ruta, nos encontraremos uno de los atractivos naturales más impresionantes del mundo: El Gran Cañon. Es, uno de esos lugares que hay que ir a ver al menos una vez en la vida. Un lugar de los que te deja sin respiración. Como ansío que llegue el día en que pueda estar disfrutando de sus vistas en vivo y en directo.

Allí se pueden tomar fotografías realmente impresionantes, apreciar con tus hijos el paisaje con múltiples formas, tonalidades y aprender acerca de la formación natural de este, que data de hace más de 2 mil millones de años. Además, tienes la oportunidad de visitar algunas zonas ocupadas por la tribu india Hualapai, aprender de sus concepciones y el papel tan importante que jugaba el cosmos y la naturaleza en su cultura, montar a caballo y explorar antiguos tipos de vivienda.

¡Ah! Y para los más valientes, en la parte sur del Parque Nacional podrás caminar por el Skywalk, una plataforma de cristal que sobresale hacia el precipicio. Tiene que dar una impresión sentirte ahí, como suspendido en el aire… A mi me encantaría probarlo. Eso sí, para acceder a la plataforma hay que pagar, así que si tienes vértigo, igual es mejor pensárselo dos veces.

Y de aquí… Vuelta a Los Ángeles de nuevo. No se si parando en más sitios, o ya más directamente. No importa. Que sólo por recorrer este tramo de la mítica carretera y visitar estos lugares tan chulos, a mi me habría merecido la pena el viaje. ¿Y a vosotros?

Ahora cuéntame tu. ¿Te gustaría recorrer la Ruta 66 en coche de alquiler? ¿Qué otras paradas añadirías?

 

 

 

 

 

Si te ha gustado el post… ¡ayúdame a difundirlo! Puedes compartirlo con tus amig@s usando los botones que tienes a la izquierda. O debajo, si lo estás viendo en tu móvil. Y… ¡Suscríbete! Así no te perderás nada. Cada finde recibirás mis propuestas, ideas y planes en tu correo.

suscribete

 
¿Te ayudo a preparar tu próximo viaje?

* Reserva hoteles y apartamentos al mejor precio. Y con opciones de cancelación gratuita

* Ahorra un 5% en tu seguro de viaje por ser seguidor de Con los niños en la mochila

* Reserva plazas de parking donde necesites. No más vueltas, ni sorpresas. Ahorra tiempo y dinero.

* Compra entradas y contrata visitas guiadas, excursiones… Evita las colas.

* Compara y consigue los vuelos más baratos. Valora siempre todas las opciones.

* Compra todo lo que necesitas a buen precio: Guías de viaje, maletas, mochilas…

 

Estas son las herramientas que yo uso a la hora de planear y organizar mis viajes. Así que puede que a ti también te ayude. Si al final te gusta algún servicio y lo reservas o compras a través de estos enlaces (o de otros enlaces de afiliados de este post), a mi me darán una comisión que me ayudará a seguir con el blog. ¡Gracias!

 

Escribir comentario

Resumen de la política de privacidad del sitio
  • Responsable de los datos: Mª José Planelles Palomares.
  • Finalidad: Para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
  • Requeridos: Nombre e email, además de una IP que se almacena para posible adminitración contra el Spam y seguridad.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Lugar: Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de hosting de conlosninosenlamochila.com dentro de la UE.
  • Tiempo: Los datos se mantendrán hasta que los dejes de baja tu, o se cierre la web.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@conlosninosenlamochila.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Más Información: política de privacidad completa.

No hay comentarios