jueves, 25 de agosto de 2011

Ruta en coche por el norte de España: 16 días de vacaciones con los niños


Los pastos llenos de vacas en la sierra de Burgos
Creo que ya es momento de contaros que tal han sido estas supervacaciones de verano que nos hemos pegado. La verdad es que a mi lo de viajar en Agosto no me gusta demasiado. Prefiero otras épocas del año donde la temperatura es más agradable, hay menos aglomeración de gente y encima, todo es más barato. Pero como es el momento en el que al papi le dan las vacaciones pues había que aprovechar.


Tenía clarísimo que lo que yo quería era huir del calor lo máximo posible. Así que como hay cosas preciosas que ver en la zona norte de España y además tenemos algunos amigos que ya nos habían dicho eso de... "A ver cuando venís a vernos", concluí que era el momento perfecto.


Teníamos unas 3 semanas disponibles, más el fin de semana anterior. Llamé a todo el mundo para ver en que fechas podíamos vernos, de manera que a todos nos viniera bien. Y planificamos.


Finalmente decidimos que sabíamos que día saldríamos de viaje. En que fechas llegaríamos y nos marcharíamos de Espinosa de los Monteros (Burgos), de Lugo y de Madrid, que eran los tres destinos donde pensábamos visitar a nuestros amigos. Pero el resto del viaje sería una incógnita. Haríamos lo que nos fuera apeteciendo en cada momento.


Como la pequeña no lleva muy bien lo de pasar muchas horas en coche, haríamos los recorridos largos en las horas de la siesta o bien, levantándonos muy temprano. De esta manera pasaría gran parte de ese tiempo durmiendo. Además de llevar una mochilita pequeña con pinturas y algunos juguetes (algo más que lo que normalmente llevo en el Kit de juguetes de emergencia), el DVD portatil con sus pelis y música que les gusta. Todo esto, junto a una bolsa con galletitas, cereales, patatas fritas, gusanitos, batidos y zumos, nos aseguraban unos trayectos más o menos llevaderos.

Castillo de La Mota en Medina del Campo (Valladolid)

Preparé tooooodo el mogollón de maletas: 
  • Ropa de verano y de otoño. Bañadores, chanclas, vaqueros largos, sudaderas, chubasqueros, paraguas y botas de agua, toallas para la playa y piscina... Vamos la cantidad de ropa era enoooorme y aun sabiendo que tendría que poner algunas lavadoras por el camino. (Ahí entran las maravillosas casas de mis amigos y sus indispensables lavadoras. Jejeje) Que por muchas mudas que lleve para los niños siempre acabo gastándolas todas. Y que conste que no soy de las madres que cambia al niño en cuanto se mancha. Yo más bien soy de muda diaria. ¿Para que voy a cambiarle a medio día la camiseta si nos vamos a jugar al parque con la tierra? Son ganas de lavar por lavar. Porque mis hijos cuando juegan es como si hubieran estado en la guerra. La ropa llega siniestro total. Y pensar que hay nenes que vuelven del arenero impolutos...

Puente medieval de Frias (Burgos)

  • El neceser para los cuatro y el botiquin lleno de "porsiacasos". Que no usamos ni una vez salvo por mi paracetamol. Cosa normal en mí ya que las migrañas deciden acompañarme siempre a todos lados. Pero yo no se salir de viaje sin mi botiquín. Ese gen de "mare patiora", ya sabéis.

  • Una bolsa de deporte enooooorme que tengo, que además por si sola ya pesa un quintal (debe ser para aprovechar para hacer biceps y triceps solo con levantarla), con de todo para desayunar y picotear. Mis hijos cuando se levantan y tienen hambre son incapaces de esperar un rato mientras nos arreglamos y buscamos donde desayunar. Cómo no teníamos desayuno contratado en ningún sítio entre otras cosas porque no sabíamos donde nos íbamos a quedar... Así que: batidos, zumos, bricks pequeñitos de leche, croissanes, galletas, cereales, ensaimadas, patatitas de varias clases, chocolate, magdalenas,... Además de un paquete de agua de botellas de 2L y dos cajas de leche sin lactosa. Porque ya se que en todos lados hay supermercados, pero no quería perder el tiempo en tener que recorrer tiendas buscando leche sin lactosa para Carla. Además que en ningún bar ni en ningún hotel suelen tener. Así que yo voy preparada por si acaso. Que mi niña toma muuuuuuucha leche.

Ermita y puente romano de Tobera (Burgos)

  • El carrito de Carla con su funda para la lluvia, mantita por si hace frío, sabanita por si el frío es menos... Y menos más que ya ha crecido y no necesitamos ni cuna de viaje, ni bañera, ni nada por el estilo. Ella duerme con nosotros y punto. Encima nos ahorramos el precio de la cuna de los hoteles. Total, no quiere dormir en ellas...

Pues nada, con todo cargado en la furgo, esperamos a que llegara papá de currar el viernes. Se cambió de ropa y subió al coche a comerse un bocata mientras yo conducía un rato aprovechando esa mágica hora de la siesta. En ese momento comenzaba nuestra aventura veraniega.

Playa de Las Catedrales en Ribadeo (Lugo)

Como es muuuuuy largo de contar ya que hemos estado en muchos sitios y hemos visto muchas cosas, he pensado que voy a poneros aquí el itinerario con las cosas que vimos cada día. Luego haré distintos post donde os lo detalle todo muy bien y los enlazaré desde aquí. Pienso que será la mejor manera. Así que...


Nuestro recorrido:

  • 22 de julio: El Campello - Aranjuez
  • 23 de julio: Aranjuez - Espinosa de los Monteros
    • Antes de salir de viaje visitamos el Palacio Real de Aranjuez. Es muy bonito y con unos jardines enormes y preciosos. En Espinosa de los Monteros nos reunimos con B, una gran amiga que conozco desde niña, y su padre  Ellos nos guiarían durante los días que estaríamos en su pueblo.
  • 24 de julio: Espinosa de los Monteros
    • Desde allí fuimos a ver la ciudad medieval de Frías con su castillo, la iglesia y las casas colgadas. Después bajamos a Tobera a ver un salto de agua y la ermita que hay junto al puente romano.
  • 25 de julio: Espinosa de los Monteros
  • 26 de julio: Espinosa de los Monteros - Santander
  • 27 de julio: Santander - Cangas de Onís
    • Pasamos el día en el parque natural de Cabarceno. Los peques disfrutaron enormemente rodeados de animales de todas clases. A pesar de la lluvia que caía de vez en cuando y de un pequeño percance que tuvimos con el coche.
  • 28 de julio: Cangas de Onís - Lugo
    • Durante la mañana recorrimos el precioso pueblo de Cangas de Onís con su famoso puente romano. Ya por la tarde nos encontramos con T. y M., nuestros amigos y anfitriones en Galicia que se portaron genial con nosotros todos los días que estuvimos con ellos.
  • 29 de julio: Lugo
    • Aprovechamos para recorrer el casco histórico de Lugo y conocer su muralla romana declarada Patrimonio de la Humanidad. Por la noche fuimos a la famosa calle de los vinos a tomar pinchos.
  • 30 de julio: Lugo
    • Desde allí nos marchamos a conocer la playa de Las Catedrales. Es realmente impresionante. Comimos en Rinlo, un pequeño pueblo ballenero, donde nos sirvieron un arroz con bogavante riquísimo. Y acabamos la tarde en el mirador de San Roque en Viveiro, que tiene unas vistas increíbles.
  • 31 de julio: Lugo
    • Nos acercamos a comer a Santiago de Compostela para ver su grandiosa catedral. Había un montón de peregrinos.
  • 1 de agosto: Lugo - Olmedo
    • Visitamos el pueblo de Olmedo y sus importantes construcciones de estilo mudejar.
  • 2 de agosto: Olmedo
    • Pasamos todo el día perreando en la casita rural que alquilamos. Del porche al jardín y la piscina. Y de la piscina a jugar en el salón de la casita. Y otra vez para el porche...
  • 3 de agosto: Olmedo
    • Nos acercamos a Medina del Campo a ver el Castillo de la Mota.
  • 4 de agosto: Olmedo
    • Volvimos al Castillo de la Mota para hacer una visita guiada.
  • 5 de agosto: Olmedo - Villanueva de la Cañada
    • Estuvimos con nuestros amigos C. y P, disfrutando de su hospitalidad, su conversación, su jardín y su piscina. Jejeje
  • 6 de agosto: Villanueva de la Cañada
    • Seguimos disfrutando de amigos.
  • 7 de agosto: Villanueva de la Cañada - El Campello
    • De vuelta a casa. Se terminaron las vacaciones. :(

Estuvimos fuera de casa 16 días y a pesar de todo se nos hizo corto. Así que habrá que ir preparando las próximas. Que cuando uno se lo pasa bien el tiempo se va volando.

¿Qué os ha parecido la ruta? ¿Habéis hecho alguna ruta en coche en familia? Puedes dejarme un comentario más abajo contándome lo que quieras. Yo te responderé. No olvides que los blogs se alimentan de vuestros comentarios. ;)

Si no quieres perderte nada puedes seguirme a través de las redes sociales o suscribirte a mi boletín semanal. Cada fin de semana recibirás en tu mail "Las aventuras de con los niños en la mochila". Para suscribirte solo tienes que hacer clic en el enlace de abajo. Y si te ha gustado el post... ¡ayúdame a difundirlo! Puedes compartirlo usando los botones que tienes a la izquierda.



¡Hasta el próximo post! :)


5 comentarios:

  1. Hola:
    He descubierto vuestra página hace poco y me encanta. Me he suscrito al Blog y os sigo por FB y espero poder hacer alguna ruta con mi marido y mi peque. Quería recomendaros que os déis una vuelta por Red Canguro (Asociación Española por el Uso y Fomento de los Portabebés) www.redcanguro.org. He visto en alguna foto que lleváis al pequeño en una mochila comercial y me gustaría que descubriérais los portabebés tradicionales y ergonómicos, que dado que salís y os gusta llevar a vuestro peque cerca, sería una opción más cómoda y respetuosa, fisiológicamente hablando, tanto para él como para vosotros.
    Besotes!!!.

    Inma (Integu en RC)

    ResponderEliminar
  2. Hola Inma:
    Ante todo quería darte las gracias por tu comentario y por seguirnos.
    Quería comentarte que había oído hablar de la red canguro, aunque no había visitado su web hasta ahora. Estoy totalmente de acuerdo con el porteo de los bebés y con el colecho. Pienso que cada familia debe actuar de la forma mejor les haga sentir y que mejor les funcione. En nuestro caso usamos portabebés por dos motivos: A Carla no le gusta mucho el carro, básicamente lo usa para dormir y por otro lado hay muchos sitios en los que los accesos no son buenos para usar carrito y en brazos está cómoda. Realmente siempre he tenido curiosidad por usar un foulard o un mei-tai, pero nos dieron dos portabebés cuando nació Marco. Así que finalmente decidimos que los aprovecharíamos. Al final no llegué a probar ningún otro. Y Carla cumple 2 años en un par de semanas y ya casi no quiere estar en brazos. Es un pequeño terremoto que solo quiere explorarlo todo a su aire. :)

    De nuevo bienvenida y muchas gracias.

    Un saludo. :)

    ResponderEliminar
  3. Hola:

    ¡Gracias por contestarme! =D

    Te diré que mi hijo acaba de cumplir 2 años y aunque cada vez quiere menos brazos, siempre hay algún momento en que es más cómodo llevarlo así o bien está cansado. Si os apetece probar, siempre podéis quedar con alguna mamá de la zona y en Alicante solemos hacer quedadas. Se pueden utilizar portabebés ergonómicos y tradicionales hasta que el niño y los papás quieras casi ;-)
    Más o menos hasta 3 años y 20-25 kilos.

    Saludos y volver a deciros que me gusta mucho vuestra página.

    ResponderEliminar
  4. Ricardo Marcos11/5/12 15:59

    Pedazo de vacas os pegásteis, vaya lujo!!

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta han sido nuestras primeras vacaciones del tipo "carretera y manta" y lo malo es que nos han gustado mucho. :)

      Así que en cuanto podamos repetiremos algo parecido. La verdad es que sí fueron unas vacaciones de lujo.

      Un abrazo. :)

      Eliminar

Me encanta saber lo que opináis. Así que... no te cortes y déjame tu comentario. :)