cepillos de dientes electricos

Higiene bucodental: ¿Cepillos de dientes eléctricos o manuales?


Desde que era muy pequeña siempre he tenido problemas con la boca. Mis visitas al dentista han sido constantes desde que tengo uso de razón. Y no sólo para revisiones. Ojalá hubiese sido eso. Pero no. Uno de los mayores problemas que tuve de niña y de adolescente fueron las caries. De hecho, tengo todas las muelas con empastes. Y es que, aunque no consumía muchos dulces y me lavaba los dientes a menudo, se me formaban caries muy frecuentemente. Recuerdo que me daba muchísima rabia y que siempre me preguntaba que por qué a mi. Si yo me cuidaba la boca. Hasta que mi dentista me dijo que eso era por dos motivos. Primero, que hay gente más propensa a sufrir caries y eso no se puede cambiar. Y segundo, y mucho más importante, que aunque me lavaba los dientes a menudo, no lo hacía bien. Aún hoy, 25 años después, mi dentista (que sigue siendo el mismo) todavía me dice que he de lavarme mejor los dientes. Pero creo que he encontrado la solución: los cepillos de dientes eléctricos.

Ya sabéis que yo me siento muy orgullosa de formar parte de madresfera. Es un gran directorio de blogs de todo tipo con el nexo común de que están escritos por madres y padres. Pero para mí es como una gran familia. Me siento muy unida a ellos ya que estoy en madresfera prácticamente desde que nació. Así que suelo participar en algunas de las campañas que lanzan. Entre ellas, en los sellos madresfera. Pues bien, resulta que hace unas semanas nos propusieron probar los cepillos de dientes eléctricos recargables para niños y adultos de Oral-B. Total, que me apunté para probarlos y… ¡sorpresa! Fui una de las familias elegidas.

 



 

La verdad es que me hizo mucha ilusión hacer de tester y poder probar todos estos productos de Oral-B. Pero es que a los niños les ha hecho aún más que a mí. Y es que hemos pasado de tener que estar insistiéndoles una y otra vez para que fuesen a lavarse los dientes, a que sean ellos mismos los que salen corriendo a lavárselos después de cada comida. La «culpa» de ello… la tecnología. Que puede ser una gran aliada. Jejeje

Cepillos de dientes eléctricos

 

Lo curioso de mi caso es que, a pesar de todos los problemas que he tenido con la boca y que sigo teniendo, nunca había caído en probar un cepillo eléctrico. Para ser franca, pensaba que sería lo mismo que lavárselos con el cepillo de toda la vida. Que no habría demasiada diferencia. Peeeeeeero… Estaba muy, pero que muy equivocada. Ahora lo que pienso es en cómo no se me ocurrió probarlos antes. Después de usar el cepillo eléctrico durante unos diez días, me he dado cuenta de que me cepillo mucho mejor con él, que con el manual. Así que para mi, sí es mejor el cepillo eléctrico.

¿Por qué me cepillo mejor con el cepillo eléctrico recargable de Oral-B que con el manual?

Pues sencillamente porque con el eléctrico hago un cepillado más consciente. Con un cepillo eléctrico tienes que cepillarte diente por diente. No lo mueves adelante y atrás como hacías con el otro cepillo. Si no que te toca dedicarle un tiempecito a cada diente y cada muela para poder cepillarlos por delante, por detrás y por encima. ¿Qué pasa? Que eso aumenta, sin que nos demos cuenta, el tiempo que dedicamos al cepillado y consigue eliminar más placa que con el manual.

Además, el cepillo eléctrico recargable de Oral-B Smart 4 4000N te va avisando cada 30 segundos para que cambies de zona. Yo, hasta ahora, no he conseguido cepillarme una zona en 30 segundos. Siempre tardo más. Jejeje. Total, que como poco estás de 2 a 3 minutos cepillándote los dientes. Y antes, puede que con las prisas que llevamos siempre, muchas veces me los cepillase demasiado rápido y, por tanto, también demasiado superficialmente.

cepillos electricos recargables oral b

Ah, y encima, el cepillo también te avisa si estás ejerciendo demasiada presión sobre las encías. Este es otro problema importante para las personas con encías retraídas y dientes sensibles como yo. El dentista siempre me advierte que he de cepillarme bien, pero con suavidad para no dañar las encías más de lo que están. Pero hay ocasiones en las que no me doy cuenta y no controlo bien la fuerza. Total, que acaban sangrándome las encías. Sobretodo cuando las tengo inflamadas a causa de no haberme limpiado bien en anteriores ocasiones. Eso me pasaba bastante con el cepillo manual. Ahora con el cepillo eléctrico ya no me pasa. Sólo se me ha encendido la lucecita roja de aviso 1 vez en 10 días. Y claro, en cuanto se enciende, pues aflojas.

El cabezal va tan rápido que cepilla con mucha profundidad, casi sin hacer presión. Y, encima, llega a sitios a los que con el manual no llegaba, por lo que puede eliminar más placa. Limpia genial entre los dientes, cosa que me costaba antes mucho. Total, que la sensación de limpieza que siento ahora es mucho mayor que la que sentía con los cepillos manuales. Ah, y gastando menos pasta de dientes. Que esa es otra.

Por cierto, que no os lo había dicho, pero lo de que los cepillos eléctricos sean recargables es algo que me encanta. Hay modelos de cepillos eléctricos que funcionan a pilas y al final eso es un rollo. La batería es mucho más práctica, dura muchos días y la recarga la hace bastante rapidito. Al menos en los modelos Oral-B Smart 4 4000N, que son los que tenemos nosotros.

Para hacer el testeo en profundidad, le di el otro cepillo eléctrico Oral B de adultos a mi hijo mayor. Así tendría el punto de vista de un adolescente de 16 años. Y vamos, que lo tiene super claro. Dice que ahora que ha probado los cepillos eléctricos ya no quiere los otros. Que le gusta más cómo limpian y que le parece más fácil y cómodo. De hecho le pasó lo mismo cuando probó la maquinilla eléctrica de afeitar. Ahora no quiere saber nada de las desechables. Jejeje

 

 

No obstante, hay un par de cosas más que tenéis que saber también:

Cuando los pruebas por primera vez la sensación es rara. Yo me sentía un poco como en el dentista. Como el cabezal redondeado de los cepillos eléctricos de Oral-B se mueve tan rápido y hace ese ruidito… pues como que me resultaba un poco extraño. Sentía como un pequeño cosquilleo al terminar en las encías. Pero bueno, a la tercera vez de usarlo ya no notaba nada. Cuestión de acostumbrarse.

Ah, y otra cosa que yo he notado es que no noto el mismo frescor en la boca. Creo que es debido a que yo usaba mucha pasta de dientes y ahora uso muchísima menos. Porque en realidad no es necesario. Si te gusta sentir ese frescor, puedes usar un poquito de colutorio después del cepillado y listo.

¿Pueden usar los niños los cepillos de dientes eléctricos?

Los niños también pueden usar cepillos eléctricos recargables de Oral-B a partir de los 3 años. No hay ningún problema. Es más. Los míos, que tienen 7 y 10 años, están ahora mucho más motivados con el tema de la higiene bucal. Y es que ya sabemos cuánto les fascinan estas cosas. Todo lo que sea tecnológico les llama la atenció

n. De modo que usar un cepillo eléctrico es algo que les parece de lo más divertido.

Hay dos tipos de cepillos eléctricos para los niños: los cepillos eléctricos recargables Oral-B Kids para los peques de 3 a 5 años y los Oral-B Junior para niños y niñas de entre 6 y 12 años. Nosotros tenemos precisamente esos: el cepillo eléctrico Oral-B Junior Star Wars y el cepillo eléctrico Oral-B Junior Minnie. Ah, y para los mayores de 12 años tienen el modelo de Oral-B Teen.

oral b kids cepillos electricos

 

No obstante, he de deciros que a César aún le cuesta aún un poco manejarlo bien. Pero vamos, que sólo lleva usándolo unos días. No obstante, el cepillo manual le costaba también la vida. Él no se conseguía lavar bien los dientes nunca. De hecho, a pesar de sus 7 años, tenía que ir lavándoselos yo al menos una vez al día porque no había manera. Ahora, con el cepillo eléctrico recargable de Oral-B lo controla un poco mejor. Como el cabezal redondeado es pequeño, consigue llegar más fácilmente a más áreas de la boca. Lo que le está ayudando con su falta de destreza. Ahora, sólo le queda seguir practicando. Seguro que muy pronto lo manejará genial.

 

app disney magic timer oral b

 

Carla, sin embargo, lo domina ya como si lo hubiese estado usando toda la vida. Si es que tiene un arte esta niña… Además, la app de Disney Magic Timer de Oral-B la tiene enganchada. Total, que no se salta ni uno de los cepillados. La App Disney Oral-B se puede descargar gratis y ayuda a los niños a adquirir el hábito de forma divertida. Además como tiene un juego en formato de temporizador, consigue que se esmeren en cepillarse durante los 2 minutos que recomiendan los dentistas. Nosotros la hemos descargado en un móvil que tengo para que trasteen ellos y ahora les acompaña siempre a la hora del cepillado.

Una cosa que les hace mucha gracia es que la app te permite escanear los productos de Oral-B y, de este modo, desbloquear diferentes personajes. Pero eso es algo que no siempre funciona. En nuestro caso, por ejemplo, la app ha detectado bien el cepillo eléctrico recargable Oral-B de Carla (que es de Minnie) y la pasta de dientes de Frozen. Así que ha desbloqueado personajes de Minnie y de Frozen. Pero, sin embargo, no consigue detectar el cepillo de César, que es de Star Wars. Ni tampoco la pasta de dientes de Cars. Pero bueno, pasado el mosqueo inicial, César sigue emocionado con los personaje que ya tiene  la app y va jugando con ellos.

Resumiendo, que después de haber probado toda la familia los nuevos cepillos de dientes eléctricos recargables de Oral-B, me da a mi que no volveremos a los manuales más que para ocasiones puntuales. Si es que no se yo cómo he podido vivir hasta ahora sin uno de estos.

¿Vosotros usáis cepillos de dientes eléctricos o manuales? ¿Qué os gusta más?

Más información: Página oficial de Oral-B

 

 

Quizá también te interese…

 

 
¿Te ayudo a preparar tu próximo viaje?

* Reserva hoteles y apartamentos al mejor precio. Y con opciones de cancelación gratuita

* Ahorra un 5% en tu seguro de viaje por ser seguidor de Con los niños en la mochila

* Descubre paquetes de vacaciones hotel + entradas para familias a buen precio.

* Reserva plazas de parking donde necesites. No más vueltas, ni sorpresas. Ahorra tiempo y dinero.

* Compra entradas y contrata visitas guiadas, excursiones… Evita las colas.

* Compara y consigue los vuelos más baratos. Valora siempre todas las opciones.

* Compra todo lo que necesitas a buen precio: Guías de viaje, maletas, mochilas…

 

Estas son las herramientas que yo uso a la hora de planear y organizar mis viajes. Así que puede que a ti también te ayude. Si al final te gusta algún servicio y lo reservas o compras a través de estos enlaces (o de otros enlaces de afiliados de este post), a mi me darán una comisión que me ayudará a seguir con el blog. ¡Gracias!

 

Si te ha gustado el post… ¡ayúdame a difundirlo! Puedes compartirlo con tus amig@s usando los botones que tienes a la izquierda. O debajo, si lo estás viendo en tu móvil. Y… ¡Suscríbete! Así no te perderás nada. Cada finde recibirás mis propuestas, ideas y planes en tu correo.

suscribete

 



 

Escribir comentario

Resumen de la política de privacidad del sitio
  • Responsable de los datos: Mª José Planelles Palomares.
  • Finalidad: Para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
  • Requeridos: Nombre e email, además de una IP que se almacena para posible adminitración contra el Spam y seguridad.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Lugar: Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de hosting de conlosninosenlamochila.com dentro de la UE.
  • Tiempo: Los datos se mantendrán hasta que los dejes de baja tu, o se cierre la web.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@conlosninosenlamochila.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Más Información: política de privacidad completa.

No hay comentarios